El San Juan que ardió a puerta cerrada entre familias y amigos

La noche finalizó con una detención por violencia de género y varios botellones


RIBEIRA / LA VOZ

La pasada noche de San Juan será recordada en la comarca como una de las más disfrutadas entre familias y grupos de amigos en hogares o fincas de particulares. Con todo, la prohibición de hacer hogueras en espacios públicos a causa de las restricciones por el covid-19 tampoco supuso un gran mazazo a la afluencia de algunos establecimientos hosteleros, que desde años anteriores venían celebrando esta noche mágica con sardiñadas o churrascadas.

Otras de las escenas que tampoco desaparecieron en el primer San Juan tras la crisis sanitaria fueron las de varios botellones, -como en A Pobra o el de la playa muradana de O Castelo, que mantuvo ocupada a la brigada de limpieza hasta el mediodía-, y las de actos vandálicos, como la quema de contenedores. También tuvo lugar la detención de un ribeirense acusado de un delito de violencia de género. No obstante, sí se apreció una reducción generalizada del vandalismo, respecto a años anteriores.

Independientemente de las hogueras realizadas en propiedades privadas, no faltaron los comensales dispuestos a disfrutar de una buena comida en el cámping de Barraña, en Boiro, donde se sirvió la clásica sardiñada, eso sí, manteniendo todas las medidas de seguridad e higiene. En la misma línea organizaron el San Juan en el restaurante boirense Miramar, donde además de sardinas los clientes pudieron gozar de una velada que estuvo amenizada por un pinchadiscos.

Otro de los clásicos de la comarca mantuvo el estandarte bien alto en Ribeira. El chiringuito de Area Secada volvió a convertirse en un referente del San Juan con su sardiñada, aunque no ardiesen hogueras en las playas de O Touro, ni tuviesen lugar los tradicionales conciertos.

Los incidentes

El suceso más grave, el presunto caso de violencia de género, ocurrió a las seis de la madrugada en Ribeira. Los agentes de la Policía Local procedieron a la detención del acusado. También se denunció a un conductor que circulaba con una tasa de alcohol superior a la permitida y que fue interceptado por los policías municipales en un control de tráfico. Asimismo, se abrió expediente por un delito contra la seguridad ciudadana a un vecino que estaba aporreando un portal y montando jaleo. Este último se enfrentó a los agentes cuando le pidieron que se detuviese.

Por otra parte, los bomberos de Ribeira tuvieron que sofocar las llamas que se originaron en un contenedor situado en la avenida de Ferrol de la capital barbanzana, cerca de la rotonda que da acceso a la autovía. Sus compañeros de Boiro también repitieron la misma operación para extinguir un incendio declarado en un recipiente de basura situado en la rúa Cruceiro de Rianxo.

Precisamente, en el municipio rianxeiro se registró otra incidencia, concretamente en la zona de Santa Lucía, en la parroquia de Asados, donde una rama cayó sobre el tendido eléctrico y tiró varios cables que impedían circular a los vehículos. Los bomberos de Boiro fueron los encargados de solventar dichas incidencias.

Las policías locales de la comarca recibieron alguna queja por el ruido que había en celebraciones en fincas particulares, pero sin mayor trascendencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El San Juan que ardió a puerta cerrada entre familias y amigos