Cabo da Cruz vuelve a surcar el mar

Con una semana menos de entrenamiento que los clubes del País Vasco, los boirenses regresaron al trabajo colectivo para ultimar una pretemporada exprés que arranca con buenas sensaciones


ribeira / la voz

La crisis sanitaria del covid-19 supuso la interrupción de las competiciones deportivas que se estaban disputando, pero también creó una importante brecha en la preparación de la temporada de una disciplina de la que Barbanza es todo un referente. El remo. De entre todos los clubes de la comarca, solo Cabo da Cruz repetirá el honor de ser uno de los dos conjuntos gallegos que luchen en lo más alto de este deporte, una Euskolabel Liga (ACT) para la que todos los equipos se preparan ya sobre la trainera. Y, en Boiro, el rojo también ha vuelto a surcar las aguas.

Eso sí, la reanudación de los entrenamientos colectivos no ha sido igual para todos los clubes de la Euskolabel Liga, ya que la Consejería de Salud vasca permitió reanudar el trabajo en las traineras una semana antes que en Galicia, lo que les ha dado ventaja a los conjuntos de dicha comunidad frente a los gallegos, Cabo y Ares. «É un hándicap, pois eles [los equipos vascos] xa levarán unha seis sesións de adestramento e nós dúas», explica Beni Silva, entrenador del conjunto crucense en la ACT, señalando que las condiciones meteorológicas tampoco han acompañado esta semana en la comarca.

Con todo, la primera valoración que extrae el técnico contrasta con las peores cábalas que los aficionados del remo podrían aguardar tras los momentos más duros de la pandemia. Los integrantes de las tres tripulaciones crucenses -Cabo es la única entidad gallega con trainera compitiendo en ACT y en lo más alto de la liga gallega masculina y femenina- han cumplido con la preparación física durante el confinamiento.

En forma

«Todos tiñamos esa incógnita coa pandemia, pero o certo é que estou moi sorprendido co rendemento. Despois de tres meses de adestramentos na casa, a preparación individual púidose cumprir», sentencia Silva, que con la primera salida al mar del pasado lunes pudo despejar cualquier duda sobre cómo habría pesado psicológicamente la cuarentena en el grupo. Con los apartados de la resistencia y la capacidad aeróbica trabajados, el foco de la preparación se centra ahora en aspectos como la fuerza y la respuesta en el mar.

«Temos un bo equipo e creo que non pasaremos problemas de cara a hipotéticos playoffs [de descenso]», indica el entrenador de los 22 remeros con los que saldrán a competir este curso y entre los que se ha producido algún regreso, como el de Íker o el de Roberto. Precisamente, este debía de ser un año clave, en el sentido de consolidar el proyecto deportivo dibujado por Cabo el pasado curso y en el de seguir recuperando activos, una tarea que se ha dificultado con la crisis sanitaria: «Sempre foi un dos nosos maiores hándicaps, pero este seguirá a ser un ano para consolidar o bloque».

«A nosa idea é a de estar cómodos nunha posición tranquila, poder rotar o equipo e tentar atacarlle a algunha regata», anota Beni Silva. En una pretemporada en la que nadie tiene referencias del rival y en el año «que máis tempo estivemos sen remar da historia» de Cabo, el objetivo que se perfila será el de mantenerse en la parte templada de la tabla, algo que ya han demostrado que pueden cumplir con creces e incluso superar: «Custaranos unhas cantas feridas, pero melloraremos regata a regata. Aínda non se veu o Cabo real».

Boiro y A Coruña acogerán los inicios de la Liga Galega y ACT

Indudablemente, el arranque de la temporada de remo tendrá un importante acento gallego. Tanto el estreno de la competición en su máximo nivel estatal, la Euskolabel Liga (ACT), como en el autonómico, la Liga Galega de Traíñas A (LGT), tendrán lugar la provincia, concretamente en A Coruña y en Boiro.

La primera parada de la ACT está fijada para el sábado 4 y domingo 5 de julio, cuando se pondrá en juego la cuarta edición de la Bandeira Cidade de Coruña. La Euskolabel Liga no volverá a recalar en Galicia hasta finales de agosto, en la que será la prueba del otro conjunto gallego que acompañará al Club de Remo Cabo da Cruz este curso, Ares. Será el sábado 29, la jornada previa a la trigésima Bandeira Concello de Boiro que se librará en aguas crucenses. 

Calendario autonómico

El sábado 18 de julio dará comienzo en Cabo la liga gallega A y la femenina, mientras que la siguiente bandera en juego en la comarca será el domingo 16 de agosto, en Rianxo. El sábado 22 habrá doble parada, con las pruebas de Esteiro (liga A) y A Pobra (liga B). El domingo 23 le tocará el turno a Muros y a la segunda jornada en aguas pobrenses.

Ribeira y Esteirana femenino rechazan competir este curso

El que iba a ser el gran año del remo barbanzano por el número de embarcaciones -además de la temporada en la que se iba a batir récord de participación en la liga autonómica- quedará marcado por dos importantes bajas en el apartado femenino, la Liga Galicia Calidade. Se trata de la del Club de Remo Náutico de Ribeira y la del bloque de remeras de la AD Esteirana.

La reciente baja de Ribeira está motivada por la imposibilidad de contar con las medios técnicos y de prevención que componen el protocolo del covid-19. No se trata de un hecho aislado en Barbanza, ya que otros clubes de Galicia también han renunciado como Cedeira, Mugardos, Amegrove y A Cabana.

Las ausencias de las traineras Sálvora y Esteirana este verano en el mar serán especialmente relevantes si se analiza el ingente trabajo de sus tripulaciones. Esta era la temporada en la que Ribeira había consumado un importante salto y contaba con canteranas para volver a disputar la liga autonómica. En el caso de las muradanas, se trataba de un ilusionante proyecto aupado por veteranas y jóvenes. Así, serán Cabo, Rianxo, Esteirana (masculino), Muros y A Pobra los clubes que disputen la liga gallega.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cabo da Cruz vuelve a surcar el mar