La autovía bate un nuevo récord y se aproxima a los 14.000 coches diarios

El tráfico en el corredor de Noia sigue creciendo y en agosto supera los 15.000 vehículos


Ribeira / la voz

Cuando en su momento se concibió la construcción de la autovía de Barbanza para articular las comunicaciones de la comarca con Padrón y Santiago reemplazando a la antigua vía rápida, se realizó un cálculo que situaba en 14.000 vehículos diarios la densidad del tráfico en la infraestructura. Hasta no hace mucho, ese umbral parecía difícil de alcanzar, pero la cifra de turismos y camiones que circulan por la vía de alta capacidad no ha dejado de crecer y tras seis años de subidas consecutivas la carretera ha batido un nuevo récord y se acerca a los 14.000 coches al día.

Los últimos datos publicados por la Consellería de Infraestruturas corresponden al ejercicio pasado, en el que la arteria viaria barbanzana registró una intensidad media diaria (IMD) de 13.733 vehículos. Esto supone un incremento del 2 % con respecto al ejercicio anterior y la cifra más elevada desde que la AG-11 entró en funcionamiento en diciembre del 2008. Desde entonces, el tránsito por la infraestructura se mantuvo en la órbita de los 12.000 desplazamientos diarios, con oscilaciones provocadas por la caída de la circulación en el período que coincidió con la crisis económica, hasta que en el 2016 se superó por primera vez la barrera de los 13.000 coches al día.

Son 11 las estaciones diseminadas a lo largo de los 40 kilómetros del trazado para medir el tránsito de vehículos y algunas de ellas también siguen batiendo récords. Es el caso de la situada en el tramo de mayor densidad de tráfico de la autovía de Barbanza, el que discurre entre los enlaces de Taragoña y Boiro este, por el que circularon de media 18.042 turismos y camiones cada día del año pasado.

El efecto covid-19

Es muy posible que la consolidación del tráfico en la autovía barbanzana y el avance hacia esos 14.000 vehículos que se fijaron como objetivo en el diseño de la infraestructura sufra un traspié en este ejercicio debido a la crisis del coronavirus, que influirá en la media anual de los datos de circulación. El estado de alarma provocó que los desplazamientos por la arteria de comunicación de Arousa norte se desplomasen a mínimos históricos, con jornadas en las que apenas se registraron un millar de trayectos, e incluso menos en algunas estaciones de medición situadas a lo largo del trazado.

De los resultados de este ejercicio también dependerán en buena medida los desplazamientos a la comarca en verano. No en vano, el tráfico por la AG-11 se multiplica en los meses de julio, especialmente en este último, en el que la intensidad media diaria se situó en 17.417 vehículos en el 2019, una cifra ligeramente inferior a la del año anterior. También en los meses estivales son notables las diferencias entre unos tramos de la autovía y otros, con picos de 23.163 coches al día en la zona más transitada y de 11.576 en el trecho con menos densidad de tráfico, el comprendido entre el enlace de Palmeira y el final de la autovía en Xarás.

Brión-Noia

Otra de las principales vías de comunicación de la comarca como conexión del área noiesa con Santiago en la que también crece el volumen de tráfico es el corredor Brión-Noia. Mientras se espera a que la Administración autonómica dé pasos hacia su desdoblamiento para convertirlo en autovía, el vial avanza con paso lento pero firme hacia los 11.000 vehículos diarios.

Los últimos datos sitúan la intensidad media diaria en 10.584 desplazamientos -la Xunta puso como tope para el desdoble los 10.000-, que se elevan a 15.131 en el mes de agosto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La autovía bate un nuevo récord y se aproxima a los 14.000 coches diarios