Roban en A Pobra la imagen de la virgen de un cruceiro de capilla datado en el siglo XVIII

La desaparición fue advertida por una vecina esta semana y la Policía Local ya ha elaborado un informe que trasladó a la Guardia  Civil


LA VOZ / RIBEIRA

«Eu estaba na horta e pareceume ver que no cruceiro faltaba a imaxe da virxe, e achegueime e vin que así era». La que se explica es la vecina de San Isidro que descubrió que el cruceiro de capeliña de Cruceiro Novo, datado en la Edad Moderna (siglos XVI-XVIII), había sido expoliado esta semana «pois foi cando a botei en falta. Como non se pode saír da casa». La cruz da nombre al lugar de la parroquia de San Isidro de Posmarcos, en A Pobra do Caramiñal, un pequeño núcleo en el que los autores del robo, ayudados por el confinamiento, no debieron tener dificultades para apropiarse de la imagen de la virgen con el niño en sus brazos.

 

La Policía Local de A Pobra, que tuvo conocimiento del robo por una denuncia vecinal, acudió a Cruceiro Novo y elaboró un informe para sustentar la denuncia a formular ante la Guardia Civil, como había hecho a principios de año, cuando se produjo otra sustracción similar, una imagen de San Juan Evangelista, también de piedra, en la casa Casto Dios.

Este nuevo episodio ha causado preocupación e indignación en la parroquia de San Isidro, cuyo párroco, Marcelino Sánchez, declaró: «Quen roubou esta imaxe non ha de ser de moi lonxe. Sabía ben onde estaba. É unha pena que non se respecte máis o patrimonio, que é de todos. O cruceiro ten un significado cultural e relixioso, pero forma parte do patrimonio de todos os galegos, sexan ou non crentes. Quen o roubou cometeu un atentado contra o patrimonio de todos, pero tan culpable é el como quen llo compra». El sacerdote lamentó que no haya una mayor sensibilidad con monumentos tan significativos de Galicia y recordó el cruceiro de Abuín, también en San Isidro, que derribó un coche hace años y sigue sin ser restaurado.

El conjunto arquitectónico de Cruceiro Novo pertenece a los cruceiros denominados de capeliña, de loreto o de capilla, muy singulares en Galicia y propios de la comarca de Barbanza y de poblaciones limítrofes. La página especializada Cruceiros de Galicia (cruceirosdegalicia.xyz) lo data en el siglo XVIII, en el que, según otras fuentes, fue sometido a una reconstrucción, lo que daría paso a la denominación de Cruceiro Novo, ya que sustituyó a otro en estado de ruina. La imagen desaparecida ya pertenecía a la construcción anterior, según el historiador y director del museo Valle-Inclán, Antonio González Millán, quien apunta que formaba parte del conjunto original levantado en el siglo XVI.

El mismo González Millán recuerda que este cruceiro se incluyó en un plan de restauración por el que se rehabilitaron entre 12 y 13 cruces de piedra en el año 2003 en A Pobra: «Se da la circunstancia de que la imagen de la virgen está partida por la mitad y fue reparada entonces con resina epoxi, el mismo material con el que se aseguró en el loreto donde se encontraba, y el mismo también que se le puso al San Juan Evangelista de la casa de Casto Dios que también ha sido robado».

Antonio González cree, como el párroco de San Isidro, que los autores —«tuvieron que ser más de uno y usaron maquinaria»— son de la zona y sabían dónde y cómo estaba el cruceiro. También subraya que coincidan con ambas sustracciones períodos de poco tránsito de personas por las calles en horario nocturno, porque el San Juan Evangelista fue en las fiestas navideñas.

El conjunto de Cruceiro Novo consta de una cruz con cristo crucificado y el cartel INRI, una capilla que cobija la imagen de la virgen con el niño en su regazo, que ha sido sustraída; un fuste octogonal muy grueso; una basa muy pequeña troncopiramidal y una plataforma de dos gradas de forma cuadrangular.

Cruceiros de capeliña, patrimonio con el sello hecho en Barbanza

a. parada

Creados en la comarca y áreas cercanas a esta, un estudio apunta a que habrían sido los primeros de Galicia

De entre todas las joyas que componen el patrimonio barbanzano, hay una que destaca por su exclusividad, quedando relegada únicamente a esta comarca y a áreas cercanas como Rois, Dodro y Brión. Se trata de los cruceiros de capeliña, un tipo de cruz que destaca por encontrarse la imagen introducida en una pequeña capilla. Desde la página especializada Cruceiros de Galicia (cruceirosdegalicia.xyz) han contabilizado un total de 93 de esta morfología, caracterizada por contar con un fuste o varal más bajo y grueso para soportar el peso de la capeliña.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Roban en A Pobra la imagen de la virgen de un cruceiro de capilla datado en el siglo XVIII