La familia que mata el aburrimiento poniendo a los Playmobil a procesionar

Han recreado todos los desfiles de Semana Santa de la parroquia de O Caramiñal


ribeira / la voz

El encierro está llevando a muchos barbanzanos, sobre todo a las familias con niños pequeños, a tirar de aficiones y a echar mano de la imaginación para hacer más amenas las largas jornadas en casa. En la vivienda de José Manuel Boo han encontrado en los Playmobil la mejor alternativa para matar el aburrimiento. Con las singulares figurillas recrearon las procesiones de la Semana Santa de O Caramiñal, de donde él y su mujer son originarios pese a residir en Noia desde hace años, y van colgando en Facebook elaborados vídeos en función del día en el que tendrían que salir las diferentes imágenes, Quieren así rendir homenaje a las cofradías pobrenses que, debido a la cuarentena, han visto frustrada su ilusión por procesionar.

Raúl, de 8 años, es el ideólogo principal de esta iniciativa. Desde el primer momento, el chiquillo ha contado con la ayuda de su padre, a quien desde niño le atrae el mundo de los Playmobil, y de su hermano pequeño, Carlos, que con 5 años ya apunta maneras para convertirse en otro forofo de unas figuras que, con un poco de maña e imaginación, está claro que pueden dar para mucho. Y es que esta familia ya puso en práctica su primera experiencia en verano, al montar la iglesia de O Caramiñal, el gigante Eliseo y la imagen de la Virgen del Carmen con su corona de flores, recreando una de las procesiones típicas de las fiestas estivales de Os Pincheiros.

Al poco de comenzar la cuarentena surgió la segunda idea. Raúl añoraba poder presenciar las procesiones de Semana Santa que tanto le gustan, así que decidió echar mano de sus juguetes preferidos para organizar en casa sus propios desfiles. De momento, han celebrado de esta original forma el viernes de los Dolores, Ramos y el Santo Cristo. Hoy subirán un vídeo con el paso de Xesús no Horto dos Olivos y mañana recrearán el Encuentro y el singular desfile de Os Caladiños.

José Manuel Boo admite que encajar las piezas de este puzle no ha sido fácil: «Eles teñen moito material, porque lle encantan os Playmobil, pero ao non poder saír a mercar nada, tivemos algúns problemas. Non puidemos facer por exemplo o Nazareno». Quiere dedicarle el trabajo realizado a las cofradías pobrenses de la Adoración no Horto, Nosa Señora dos Dolores y el Santo Cristo, de la que Raúl y Carlos fueron en su día los integrantes de menor edad: «É unha forma de agradecerlles o esforzo que fixeron e de compensarlles a desilusión que teñen estes días ao non poder saír as procesións».

Petición de material

El padre admite que ya tienen sobre la mesa otras ideas para seguir enfrascados en el mundo Playmobil mientras dure el confinamiento. El problema empieza a ser la falta de material: «Raúl xa quere lanzarse ás procesións da parroquia do Castelo, como a Borriquita ou o Bico de Xudas. Estaría ben que alguén que teña figuras antigas ou sen parella puidera cedérnolas, aínda que sexan capas ou brazos soltos».

Admite que la familia encontró en esta actividad la mejor forma de pasar las horas y también de entretener a un buen número de personas, pues los dos primeros vídeos que subieron a Facebook suman unas 2.500 reproducciones: «É un proceso que tamén nos leva o seu tempo, xa que facemos que as figuras se movan tratando de que non se vexan as nosas mans».

Estos noieses pasan el día entre los Playmobil y el jardín, pero cuando llegan las ocho de la tarde, acuden puntuales al balcón de su casa de la calle San Breixo. No solo aplauden, sino que montan una fiesta ayudados por un potente equipo de música: «Un día poñemos o Resistiré do Dúo Dinámico, outro a versión que fixeron os famosos, outro Julio Iglesias e incluso algunha de Los Tamara. Como hai varios nenos, unha tarde optamos por unha sesión de música infantil». Diversión no falta en esta casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La familia que mata el aburrimiento poniendo a los Playmobil a procesionar