El juzgado de Ribeira multó con 810 euros a una pobrense por un delito continuado de desobediencia y amenazas

La mujer se saltó el confinamiento diez días


ribeira/la voz

El Juzgado de Instrucción número 1 de Ribeira ha impuesto el abono de una multa de 810 euros a una mujer por cometer un delito continuado de desobediencia y un delito leve de amenazas. La acusada, que se mostró conforme con la pena, admitió que los días 19, 20, 21, 22, 24, 26, 29, 30 y 31 de marzo y el 1 de abril incumplió en A Pobra do Caramiñal, de forma reiterada, la obligación de confinamiento decretado por el Gobierno central por la pandemia del coronavirus.

En el momento de su detención, la mujer profirió amenazas contra un agente de la Guardia Civil, a quien le dijo que se quedaba «con su cara» y tambiñen que se iba «a acordar de ese día».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El juzgado de Ribeira multó con 810 euros a una pobrense por un delito continuado de desobediencia y amenazas