El hospital se blinda frente al COVID-19

La mayoría de las citas se están atendiendo telefónicamente, otras se pospusieron y un reducido número son presenciales. Solo se operan tumores y casos urgentes


ribeira / la voz

Reducir al mínimo la posibilidad de contagio por coronavirus es una prioridad para cualquier ciudadano de a pie, pero aún lo es más para una instalación sanitaria que tiene que atender a gran cantidad de enfermos. Por este motivo, el hospital de Barbanza ha puesto en marcha un protocolo de actuación para blindarse ante posibles focos de infección, y el primer paso ha sido reducir drásticamente la presencia de personas en sus instalaciones. Desde hace varios días las operadoras no han parado de llamar a todos los barbanzanos que tenían que acudir a una consulta en estas semanas, explicándoles que su cita sería por vía telefónica, o que se ha pospuesto y que ya se les comunicará la nueva fecha.

Aquellas personas que no han recibido ningún tipo de aviso por parte del Sergas mantienen su visita con el especialista, pero, según apuntan desde el centro hospitalario, se trata de un número muy reducido de pacientes y son casos en los que se les tiene que ver físicamente, ya sea para realizar una prueba, como sucede con algunas embarazadas, o porque acaban de pasar por una operación y es preciso que la primera revisión sea presencial. También acuden a las instalaciones sanitarias de Oleiros algunos pacientes para recibir diálisis o Sintrom, aunque en este último caso también se procura acercar el tratamiento a casa del enfermo para que no tenga que desplazarse.

Todas las áreas

En todo caso, el objetivo es priorizar la consulta telefónica en la práctica totalidad de los pacientes de todas las áreas del hospital comarcal, desde oftalmología hasta cardiología, reumatología o rehabilitación. De esta manera, el especialista se pone en contacto con ellos para conocer su dolencia y poder hacer una valoración de su estado. Solamente en el caso de que con esta entrevista no se logre un diagnóstico preciso, se cita al enfermo para que acuda al hospital, aunque este tipo de situaciones se están intentando reducir lo máximo posible.

Lo mismo ocurre con las operaciones que estaban programadas, ya que en la actualidad solamente se están realizando las de prioridad uno, es decir aquellas relacionadas con algún tipo de tumor cancerígeno. También están pasando por los quirófanos del hospital del Barbanza aquellos pacientes que entran con una urgencia y es preciso someterlos a una intervención quirúrgica de inmediato.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El hospital se blinda frente al COVID-19