Al Cabo da Cruz se le atraviesa la luz

Un poste del tendido eléctrico ralentiza la construcción de la nueva sede, que podría demorarse hasta el 2021


Ribeira / la voz

Después de décadas insistiendo, el Club de Remo Cabo da Cruz logró lo que parecía imposible. La institución, una de las más importantes de este deporte en Galicia, lograba el compromiso presupuestario del Concello de Boiro para construir una nueva sede. La antigua, que se había quedado pequeña y desfasada con el paso del tiempo, quedó convertida en cenizas a principios del septiembre pasado. La nueva comenzó a levantarse en diciembre.

Pero después de años de batallas, el futuro del inmueble pende de un poste de luz. Concretamente, de uno de Naturgy -antigua Fenosa-, que está bloqueando los trabajos de la nueva instalación. «É un problema que tiña que estar solucionado fai xa seis meses», destaca el presidente del Club de Remo Cabo da Cruz, un Daniel Vázquez que teme que las obras terminen por paralizarse, lo que podrían llegar a obligar a la entidad a esperar a finales del año 2021 para poder mudarse.

En la ecuación del poste no solo se encuentra Naturgy, sino también el Concello de Boiro. Según indican desde el equipo remero, el tendido eléctrico que pasa por el lugar conecta con la depuradora, por lo que es necesario uno provisional para que no se corte el suministro con esta. Aún así, denuncian que se están incumpliendo los plazos. «Dixéronos que xa tería que estar cambiado, pero vemos que a obra avanza e o poste segue no mesmo sitio», dice Vázquez.

Desde Naturgy explican que está a estudio el expediente de retranqueo de la citada estructura: «En los próximos días UFD -la distribuidora eléctrica de la compañía- enviará la valoración al Concello de Boiro para que proceda al pago, ya que es el Ayuntamiento el que ha solicitado el retranqueo».

Versión municipal

Desde la casa consistorial no esquivan el tema. Apuntan fuentes municipales que también ellos están a la espera de que se retire el poste que hay en el medio de la futura instalación remera: «Posto que Fenosa xa incumpriu os prazos varias veces e xa o tiña que ter retirado». «Desde la distribuidora son conscientes de la urgencia de la obra y están agilizando el trámite», afirman desde Naturgy.

A pesar de la buena disposición de las partes, en el Club de Remo Cabo de Cruz comienzan a impacientarse. «Ían a retiralo o pasado día 12, pero segue no mesmo sitio e o proxecto para rectificar a liña de alimentación á depuradora fai dous meses que xa o teñen», destacan desde la entidad deportiva.

La situación afecta a técnicos, remeros y directivos, que veían en la nueva sede el espaldarazo que necesitaban para seguir creciendo e ir acercándose al nivel que marca actualmente el remo vasco, sobre todo en la Euskolabel Liga. Es por ello que quieren mudarse cuanto antes, más todavía cuando actualmente se encuentran en una nave cedida por la empresa Jealsa: «Estamos cómodos, pero non é a nosa instalación e non é o mesmo», dice Vázquez.

Semanas

Una vez solucionada la cuestión del famoso poste, desde el club consideran que la construcción se acelerará considerablemente. Al tratarse de una instalación cuya base son módulos prefabricados sería cuestión de semanas ponerla en pie, afirman, aunque luego se necesitarán varios meses para que esté a punto y habilitar todas las secciones.

«O que vemos é se segue así o retraso vai ser enorme e que chegará un día no que os operarios non poderán seguir», destaca un Daniel Vázquez que ve como el proyecto de la directiva que preside se ha encontrado con un escollo que parece insalvable.

Después de años esperando entrenar en una nueva nave, un poste de la luz comienza a oscurecer el futuro de Cabo da Cruz. O por lo menos, por ahora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Al Cabo da Cruz se le atraviesa la luz