Alianza de biólogos y marineros para proteger a los arroaces

El Cemma compartirá experiencias y horas de mar en las Rías Baixas y en la arousana con el sector pesquero, a través del Proxecto Virada


ribeira / la voz

Cada vez que aparece un cetáceo varado en la costa, inevitablemente viene a la cabeza una de las principales causas de estas tristes escenas, las capturas accidentales en el sector pesquero. Lejos de esa creencia o tópico que presupone que existe tensión entre biólogos y marineros, una iniciativa impulsada por la Coordinadora de Estudos do Medio Mariño (Cemma), el Proxecto Virada, nace para demostrar que la colaboración entre ambos puede marcar la diferencia para el futuro de especies como los arroaces o la toniña (Phocoena phocoena).

Este proyecto, puesto en marcha junto a la Organización de Produtores de Pesca Fresca do Porto de Vigo (Oppf-4) e impulsado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Transición Ecológica, hará honor a su nombre para tratar de revertir una problemática que supone la muerte de una media de 142 cetáceos al año, tal y como se desprende de tres décadas de recogida de datos por parte del Cemma.

La principal característica de la iniciativa -dotada de una inversión de 85.021 euros- se corresponde con que biólogos y marineros compartirán horas de mar, y por ende, experiencias y conocimientos para acabar elaborando una guía de buenas prácticas. Por ello, el ámbito de actuación es muy ambicioso, abarcando las Rías Baixas y siete espacios pertenecientes a la Red Natura 2000, entre ellos los de la ría de Arousa.

Ejemplar de toniña varada por una captura accidental. Esta especie está extinta en el mediterráneo y resiste en aguas del noroeste de la península ibérica, pero se preve que desaparezca en menos de 20 años
Ejemplar de toniña varada por una captura accidental. Esta especie está extinta en el mediterráneo y resiste en aguas del noroeste de la península ibérica, pero se preve que desaparezca en menos de 20 años

Entrevistas a bordo

«Está claro que non imos abordar temas como a capacidade de carga, imos abordar un asunto duro, pero moi necesario», explica Jose Martínez Cedeira, presidente de Cemma, de un proyecto que irá dirigido a todas las artes de pesca, pero que priorizará las de enmalle y fondo. El responsable de dicha entidad destaca que el objetivo de la serie de entrevistas a realizar con los marineros será esencial para aprender unos de otros: «Hai veces que por razóns físicas é imposible salvar un golfiño, pero hai veces que o animal sube vivo co último suspiro».

La relevancia es elevada si se exponen casos como el de la toniña, una especie extinta en el mediterráneo que cuenta con su último reducto en las aguas del noroeste ibérico y a la que los últimos trabajos estiman que desaparecerá para siempre en menos de 20 años. No es ningún farol, pues se trata de una situación similar a la de su pariente Phocoena sinus en el Golfo de México, donde la población de vaquitas marinas se encuentra en un descenso crítico.

Por otra parte, de Virada no saldrá solo un estudio y una guía de buenas prácticas, también se elaborará un vídeo dirigido a la sensibilización. «Non queremos que sexa o sector pesqueiro o que asuma o custe da conservación, esta debe implicar a toda a sociedade», adelanta Martínez, dejando entrever las posibilidades de futuro con las que nace el proyecto: «Poderíase crear ata un selo de calidade para os produtos que fosen pescados respectando os resultados do proxecto, algo que podería repercutir nos prezos, revalorizándoos».

Próximos pasos

Aunque el Proxecto Virada tomará como bases principales los puertos de Baiona, Vigo, Cangas, Bueu y O Grove, su ámbito de actuación será en el interior de las Rías Baixas y la arousana, y a bordo de las embarcaciones pesqueras. Tendrán especial relevancia las denominadas Zonas de Especial Conservación (ZEC), como la de Corrubedo.

Actualmente, el Cemma ya está ultimando los detalles del proyecto -cofinanciado por el Fondo Europeo Marítimo e de Pesca FEMP e integrado en el Life IP Intemares- con las capitanías marítimas. El próximo mes arrancarán las encuestas y travesías compartidas con los pescadores. Asimismo, en mayo está prevista también una campaña de monitorización de carácter científico, que harán los biólogos con voluntariado en un velero. Abarcará ocho jornadas, con el fin de realizar muestreos para analizar la conservación de los cetáceos.

Jose Martínez recuerda que en el 2008 tuvo lugar una experiencia parecida con marineros, cuyo resultado y éxito ilustra ilusionado con la expresión: «A nivel de coñecemento, para nós foi como quitar petróleo». Porque cualquier dato es vital de cara a favorecer la sostenibilidad en el mar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Alianza de biólogos y marineros para proteger a los arroaces