El pico de la gripe satura el servicio de urgencias en el hospital comarcal de Barbanza

Sanidade decide retrasar la tercera fase de las obras de mejora hasta que desciendan los pacientes

Fotografía de archivo de los trabajadores de las ambulancias delante del centro barbanzano
Fotografía de archivo de los trabajadores de las ambulancias delante del centro barbanzano

ribeira /la voz

No es el mejor momento para ponerse enfermo. O por lo menos para acudir al servicio de urgencias del hospital comarcal de Ribeira. Varios usuarios denunciaron que hay muchos pacientes que están en camillas esperando a ser trasladados a una cama en planta. «A xente está polos corredores e tamén nas padiolas nunha sala sen que ninguén poña remedio a isto», apuntaba el familiar de un enfermo.

El ribeirense Carlos Lema comentaba ayer que el sábado llevaron al centro hospitalario a su madre con un proceso gripal y con problemas respiratorios. «Atendéronnos moi ben, pero o problema é que nos dixeron que tiña que quedar ingresada. Non había camas e hoxe ao mediodía -por ayer- aínda seguía en Urxencias», subrayó.

Lema relató que después de que los facultativos atendiesen a su madre, «metérona nunha sala que está ao lado, para esperar a subila a unha habitación onde había oito doentes máis. Incluso nos falaron da posibilidade de trasladala a Santiago, pero non soubemos nada máis».

Traslado a Santiago

Este familiar estaba molesto por ver que después de casi dos días su madre aún seguía en las inmediaciones de urgencias a la espera de ser trasladada a una habitación. Sin embargo, resaltó la profesionalidad de los trabajadores que la atienden «moi ben», aunque el problema es que «o servizo de Urxencias está saturado de tanta xente que acode para ser atendido. Os doentes e familiares quéixanse desta situación».

Por su parte, fuentes del Sergas reconocieron que la situación en el centro hospitalario de Oleiros es bastante complicada debido al aluvión de pacientes registrado los últimos días en el servicio de urgencias. En este sentido, comentaron que las llegadas de enfermos aumentaron de forma considerable, «o venres pasaron por ese servizo 103 doentes, unha cantidade moi por enriba do normal».

La máxima afluencia de esos días se debe a que la gripe está en un momento alto y también al aumento de problemas respiratorios. Esta situación se agrava, además, con las obras que se están llevando a cabo en este departamento para aumentar el espacio del servicio de urgencias.

Segunda fase

Fuentes de la Xunta comentaron que esta semana está previsto que rematen los trabajos de la segunda fase de las obras por lo que «nos próximos días volverase á normalidade».

La Consellería de Sanidade tomó la decisión de retrasar la tercera fase de los trabajos de mejora de este departamento y que estaba previsto que arrancasen de inmediato, en tanto en cuanto no descienda el número de enfermos en urgencias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El pico de la gripe satura el servicio de urgencias en el hospital comarcal de Barbanza