Barbanza tiene el doble de residentes jubilados que de menores de 20 años

Uno de cada tres vecinos de la comarca ha rebasado ya la barrera de los 65 años de edad


Mazaricos / La Voz

Era un escenario que se antojaba lejano hace apenas dos décadas -en términos demográficos veinte años es un período de tiempo relativamente corto-, pero que finalmente se ha cumplido mucho más pronto de lo esperado: el número de barbanzanos en edad de jubilarse ya duplica al de los que no han alcanzado la veintena.

Según las cifras oficiales de población publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el conjunto de los 11 municipios de Barbanza, Muros y Noia residen, a día de hoy, un total de 36.062 personas mayores de 65 años, mientras que el número de los que no alcanzan los 20 se queda en tan solo 18.239. Dicho de otra manera, uno de cada tres residentes en la zona ya supera la teórica edad de jubilación.

En el 2004, el número de personas incluidas en cada una de estas franjas de edad era prácticamente idéntico -23.802 jóvenes y 24.698 mayores- e, incluso, a mediados de la década de los 90 la zona presumía de tener una de las poblaciones más jóvenes de Galicia y de las pocas donde el número de nacimientos seguía superando al de defunciones.

Vuelco total

¿Qué ha sucedido durante este período para que la situación haya pegado un giro tan radical? Básicamente, lo que ha pasado es que la comarca no ha conseguido escapar de la tendencia demográfica que sigue buena parte del territorio gallego, en el que solo las ciudades y, principalmente, los municipios de sus áreas metropolitanas -Ames, por ejemplo, ganó en la última década 6.100 vecinos, prácticamente la misma cantidad perdida por la comarca barbanzana- logran aumentar sus padrones de habitantes.

En este vertiginoso proceso de envejecimiento poblacional ha tenido una importancia capital la vertiente económica derivada de la falta de oportunidades laborales, que ha provocado un éxodo masivo de personas en edad de trabajar hacia otros puntos de la comunidad, del Estado e incluso del extranjero.

Si a esto se unen las graves carencias que, en lo referente a servicios básicos, siguen registrándose en el medio rural o la crisis endémica de sectores productivos como el agroganadero, se justifica que más de una treintena de aldeas estén ya abandonas en la zona o que otros 150 núcleos cuenten ya con menos de diez vecinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Barbanza tiene el doble de residentes jubilados que de menores de 20 años