El agua de las playas barbanzanas roza el pleno de sobresalientes

Solo tres arenales tienen una calificación por debajo de excelente, según el Sergas


Ribeira / la voz

Aunque en materia turística muchos esfuerzos se centran en desestacionalizar la llegada de visitantes a la comarca, no se puede obviar que las playas del área barbanzana son uno de sus principales atractivos, de ahí el mimo que todos los gobiernos locales ponen en su cuidado. Tanta atención a las zonas de baño no solo salta a la vista en aspectos como la dotación de servicios, la limpieza o la mejora de la accesibilidad, sino que también se evidencia en la calidad de sus aguas. Cada año, el Sergas actualiza el listado de playas en base a los resultados de las analíticas realizadas a lo largo de la temporada y en esta ocasión Barbanza roza el pleno de sobresalientes.

Nada menos que 90 zonas de baño del territorio barbanzano son objeto de inspecciones por parte de Sanidade, y de ellas un total de 87 han logrado la calificación de excelente en la calidad del agua. Son cinco más que el año pasado, y suponen el 96,6 % del total de playas sometidas a controles. Tan solo una mancha empaña el expediente de la comarca en este sentido: el arenal de Virxe do Camiño, en Muros, que un año más suspende. Pese a las actuaciones que se han realizado en materia de saneamiento, no se ha conseguido paliar el exceso de bacterias en el agua, con lo que una temporada más esta playa obtiene un insuficiente.

Esta calificación se basa en los resultados de las analíticas realizadas durante los últimos cuatro años. Si el insuficiente se repite durante cinco temporadas consecutivas, Virxe do Camiño saldrá del censo de arenales controlados y Sanidade decretará la prohibición permanente del baño, una suerte que ya corrieron en su día dos playas de la comarca. Testal, en el municipio noiés, y Peralto, en el de Boiro, son las dos únicas zonas en las que el baño está vetado debido a los malos resultados de las analíticas.

La excepción

Con todo, estos tres lugares son la excepción a la norma general. No en vano, a los 87 sobresalientes que logra el litoral barbanzano, además de las aguas del río Beba, en Mazaricos, hay que sumar la nota de otros dos arenales, que si bien no alcanzan un excelente, si obtienen un bien. Se trata de San Pedro, en Carnota, y O Cabo, en el término muradano. Estos dos son los únicos ayuntamientos que no consiguen el pleno de sobresalientes para sus aguas. Con todo, sus datos son muy buenos puesto que en Muros se realizan controles en 22 puntos y solo dos están por debajo del excelente, mientras que en el municipio carnotano figuran en el censo del Sergas 11 puntos de muestreo.

Porto do Son ocupa el segundo puesto del ránking en cuanto a arenales sometidos a inspecciones, con un total 18, seguido de Ribeira, con 17. Ambos logran el excelente para todas sus playas, igual que Boiro (con nueve zonas controladas), Mazaricos (una), Noia (dos), Outes (una) y Rianxo (tres).

A estos buenos resultados se suma el hecho de que la calidad de las aguas barbanzanas no ha dejado de mejorar año tras año. De hecho, hace tres temporadas eran 21 las zonas de baño que no obtenían el sobresaliente, frente a las tres de este ejercicio, y en los dos últimos años son doce los arenales que han logrado mejorar hasta obtener el excelente.

Mención destacada merece la playa noiesa de Boa Pequena, que en dos temporadas ha pasado de tener un aprobado raspado del Sergas a colocarse con un sobresaliente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El agua de las playas barbanzanas roza el pleno de sobresalientes