El primer premio de la lotería del Niño deja al menos dos millones de euros en Rianxo

El 57342 se vendió en la administración de lotería de Taragoña


Ribeira

Poco más de 16 años después de que el gordo de la lotería de Navidad regase con millones el municipio, la suerte ha vuelto a sonreír a Rianxo, esta vez en el sorteo del Niño. El 57342 se vendió en la administración de Taragoña, la misma que dio el gordo en el 2003, y según las primeras estimaciones de Loterías el premio esta vez es de al menos dos millones de euros.

Manuel Sieira, el titular de la administración, aún no sabe a ciencia cierta cuántos billetes se vendieron del número agraciado con el primer premio del sorteo del Niño, pero son al menos diez décimos, premiados con 200.000 euros cada uno de ellos. «Aínda estou en shock», reconocía Sieira mientras iba de camino para abrir su despacho de lotería, situado en Campo de Pazos.

En cuanto se supo que el primer premio había caído en Rianxo, muchos recordaron lo ocurrido en la Navidad del 2003, cuando la misma administración de lotería, la número 1, repartió 120 millones de euros del 42473, número agraciado con el gordo. Igual que aquel día, hoy no tardaron en comenzar a circular los rumores sobre posibles agraciados, y se corrió la voz de que en el bar Cofradía de Rianxo había tocado el 57342, pero no fue así.

«Que me tocase la lotería no influyó para nada en mi forma de ser»

Toni Longueira
Manuel Castaño es un apasionado del entorno rianxeiro, pese a que estuvo en Cataluña 22 años
Manuel Castaño es un apasionado del entorno rianxeiro, pese a que estuvo en Cataluña 22 años

Después de toda una vida trabajando, este autónomo continúa siendo el primero en fichar en su empresa y el último en salir

Trabajo, dedicación y decisión. Con estas tres palabras se puede definir a Manuel Castaño Ces (Araño, 1945), un industrial del ramo de la construcción que, pese a llevar toda la vida trabajando, continúa siendo, a los 64 años, el primero en fichar en su empresa y el último en salir. Su faceta emprendedora la completa como agente colaborador de una entidad financiera. «No sé hacer otra cosa», sentenció.

Manuel Castaño es el mayor de cinco hermanos. Cursó hasta cuarto de bachiller, pero se puso a trabajar en el ladrillo muy joven, un oficio que conocía muy bien, pues su abuelo era contratista de obras y fue el que le inició en el mundillo del hormigón. Se casó muy joven con Josefina y tiene cuatro hijos: María José, Víctor, Miguel y Jordi.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El primer premio de la lotería del Niño deja al menos dos millones de euros en Rianxo