Aitana Piñeiro: Una voluntaria de la salud en Palestina

La boirense forma parte de una organización que proporciona atención médica en zonas rurales


Ribeira / la voz

Inquieta y ávida de conocimientos, la boirense Aitana Piñeiro Fungueiriño (Boiro, 1991) labra su trayectoria profesional adentrándose en otras culturas y dando una nueva dimensión, personal y profesional, a la licenciatura en Odontología que obtuvo en la Universidade de Santiago en el 2014. Estuvo primero en Sudamérica, para recalar posteriormente en Italia. Génova y Milán fueron las ciudades en las que ejerció su actividad hasta el 2018, cuando decidió establecer su residencia en Tel Aviv. La elección no fue casual, sino el destino necesario para completar una labor de investigación iniciada a demasiados kilómetros de la zona de estudio. El trabajo de Aitana Piñeiro busca determinar los efectos del larvado conflicto árabe-israelí sobre aspectos relativos a la salud de la población.

Es una zona del mundo compleja y el primer paso fue adentrarse en Oriente Medio: «Realicé un máster de historia y política. Nunca se acaba de aprender en este lugar, que está en constante evolución. En mi estudio, relaciono la historia con el contexto médico. Necesitaba recoger datos sobre el terreno, como indicadores de salud, número de camas, de mujeres que han dado a luz en hospitales o que lo han hecho en sus casas».

El trabajo, denominado La salud como testigo de una disputa histórica, le ha aportado multitud de datos y nuevas preguntas: «Analizando algunos aspectos se constata que los acuerdos de paz de Oslo de 1993 no tuvieron ninguna repercusión en el ámbito sanitario, lo que también lleva a preguntarse cómo fue gestionado el dinero».

Pero la actividad de la boirense no se limita a obtener una radiografía del territorio, sino que ha decidido formar parte activa de aquellos que «proveen de atención sanitaria a los habitantes de las zonas rurales de Palestina». Así, trabaja en el proyecto de salud Asma «en el que contamos con unos donantes daneses que nos aportan material de higiene bucodental para realizar una labor preventiva».

Una clínica móvil

Además, forma parte de un grupo de Palestinian Medical Relief, una pequeña ONG, fundada en los años 70, que diariamente recorre distintos núcleos para proporcionar atención médica básica: «El equipo está integrado por un ginecólogo, un médico y una auxiliar. Es una clínica móvil y, al mismo tiempo, hacemos talleres de higiene y abordamos cuestiones relativas a la sexualidad».

Cada día acuden a un área distinta en la que visitan diferentes pueblos, así de forma ininterrumpida cada semana: «En las zonas rurales, la situación es inquietante. Existe una escasez de especialistas, pero no de medicinas. Algunas personas tienen más fármacos que comida. Resulta difícil cambiar la mentalidad de la población, que en muchas ocasiones vincula su salud al número de recetas de las que dispone. Por otra parte, no puede perderse de vista que residen en lugares desde los que resulta difícil llegar a un centro de salud. La prevención tampoco se considera un elemento de la salud y desde las pequeñas organizaciones se intenta modificar eso».

El equipo con el que está Aitana Piñeiro desarrolla su actividad asistencial en los lugares más insospechados: «Habitualmente usamos edificios públicos a modo de clínicas, los convertimos en centros de salud temporales. Cada semana estamos en una provincia, visitando cada uno de los pueblos».

La boirense manifiesta que es bien recibida por las personas a las que atienden y, poco a poco, el idioma ha dejado de constituir un impedimento para acercarse a ellos: «Estudio árabe, pero al principio resultaba difícil mantener una conversación. Buscaba que se sintiesen a gusto, cómodos, porque eso genera confianza. Ahora ya puedo tener conversaciones básicas con la gente».

La intención de Aitana Piñeiro es continuar residiendo en Israel durante, al menos, los tres próximos años. Su objetivo es publicar los datos de su estudio y continuar desarrollando nuevos aspectos del espectro de la salud en Oriente Medio: «Es una experiencia que me aporta muchas cosas a nivel personal y profesional».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Aitana Piñeiro: Una voluntaria de la salud en Palestina