Un cerquero «pescó» una pieza de hierro de un barco antiguo

La nave O Amuro de Portosín lo recogió enganchado en sus redes cuando faenaba el lunes frente al monte Louro


ribeira / la voz

Las inmediaciones de la cofradía de Portosín son estos días uno de los lugares más visitados de la localidad. Y no es para menos. Junto al edificio reposa una pieza de hierro que llevaba mucho tiempo en el agua. Tiene una forma extraña y los comentarios sobre que parte del barco es son numerosas y diversas. Lo cierto es que lo enganchó en sus redes el O Amura cuando faenaba el lunes por la noche frente al monte Louro y lo trajo a tierra.

El patrón de la embarcación, Joaquín Avilés, comentó que al izar las redes para meterlas a bordo vieron algo grande y extraño cuando faenaban en la zona de monte Louro. «Estabamos recollendo o aparello e vímolo».

La pieza les complicó la noche pues estuvieron unas seis horas para desenredarla y llevarla a tierra. Además les provocó importantes daños, pues rompieron unos setenta metros de aparejo. «Dounos a noite», comentó el patrón de la nave.

Conocer su historia

El trozo de hierro fue descargado en el muelle por los tripulantes del barco y al mismo tiempo se dio aviso al Concello y a un historiador para que le echase un vistazo con el fin de determinar su procedencia y saber a que embarcación puede pertenecer, pues al parecer, por la zona de monte Louro hay varios pecios, algunos muy antiguos.

La sorpresa se la llevaron los armadores del O Amura cuando ayer a la mañana se acercaron al muelle y ya no estaba el trozo de metal. Unos chatarreros se habían apropiado de él, pero al final lo dejaron abandonado unos metros más adelante.

Aunque todavía se desconoce de que parte del barco se puede tratar, Avilés indicó que puede ser un codaste, una pieza estructural que puesta en la popa sobre el extremo de la quilla prolonga esta y sirve de fundamento para el armazón de esta parte de la nave. Por eso contactaron con un especialista para que les informase y, si es posible, saber a que embarcación podría pertenecer a través de las coordenadas donde fue encontrada.

Aunque todavía es pronto para conocer donde reposará esta antigüedad, no se descarta que pueda ser una pieza más del museo del mar de Porto do Son ya que las autoridades locales están interesadas en hacerse con ella.

El patrón del O Amura incluso barajó la posibilidad de que acabe siendo un objeto de decoración de alguna rotonda del municipio, pero todavía es pronto pues es necesario aclarar su procedencia y evitar que alguien que se dedique a la recogida de chatarra vuelva a intentar llevarlo para fundirlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un cerquero «pescó» una pieza de hierro de un barco antiguo