Cáritas de Noia atenderá a más de cien familias esta Navidad

La organización advierte de que la situación de las personas que acuden a ella es muy precaria


Noia

Hace tiempo que se habla de ello, y parece que la situación no mejora y que la pobreza y la exclusión social son un problema que está cronificado. Así lo asegura Cáritas de Noia, que advierte de que la situación de las personas que buscan la ayuda de la organización es cada vez más precaria. Y lo peor es que el número familias asistidas por la organización no para de crecer. Esta Navidad serán más de un centenar.

En concreto, son 110 familias, 234 personas, de las cuales 64 son menores de edad. Estas cifra suponen un incremento del 5 % con respecto a la campaña navideña del año pasado. Por eso, Cáritas de Noia ha puesto en marcha una serie de iniciativas llamando a la solidaridad de los noieses, solicitando donaciones tanto de dinero en efectivo como de alimentos a empresas, particulares y clubes deportivos. También buscan nuevos socios y colaboradores. El objetivo es cubrir las necesidades de alimentación, vestuario personal y ropa de abrigo de los usuarios, así como garantizar que ninguna familia se quede sin calefacción en su hogar.

Para ello, el conservatorio Felipe Paz Carbajal celebrará un año más un festival benéfico a favor de Cáritas y en distintos establecimientos comerciales de la villa está a la venta la lotería de Navidad de la organización. Asimismo, los colegios e institutos del municipio colaboran con la recogida de alimentos.

Memoria anual

Aunque el año todavía no está cerrado, la entidad que preside Juan Carlos Pérez Oviedo ya tiene un adelanto de la memoria con la actividad desarrollada a lo largo de este ejercicio. Según los datos recabados hasta el 31 de julio, se han repartido 18.558 kilos de comida, la mayoría procedentes del banco de alimentos, 1.145 correspondientes a donaciones y 2.383 comprados por la agrupación noiesa. Asimismo, se han gastado 1.793 euros en suministrar 129 bombonas a las familias usuarias para que pudieran disponer de agua caliente y calefacción y para cocinar.

Por otra parte, Cáritas ha destinado algo más de 500 euros de su presupuesto a ayudas para la adquisición de medicamentos, mientras que se distribuyeron 3.650 kilos de ropa.

Por último, la organización se ha esforzado por reducir al máximo el tiempo de respuesta ante las necesidades de los usuarios, de manera que puedan ser atendidas prácticamente en tiempo real. Si surge una emergencia, la respuesta es inmediata, mientras que ante una situación de urgencia el máximo tiempo de espera es de 24 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cáritas de Noia atenderá a más de cien familias esta Navidad