Trabajadores de FCC mantienen un pulso con la empresa

Una huelga dejó sin recoger la basura el sábado y los operarios amenazan con seguir con las protestas


ribeira / la voz

Un conflicto laboral en la empresa FCC, encargada de la recogida de basura en los municipios de Serra do Barbanza y de la gestión de la planta de tratamiento de Servia, han motivado una huelga de los trabajadores. Según apuntaron, la empresa no está por la labor de atender sus reivindicaciones para la firma de un nuevo convenio colectivo.

El secretario del comité de empresa, Ramón Casal, comentó que presentaron una serie de medidas que fueron rechazadas. Entre ellas, destacó que reclaman que se les abone el plus por estar en contacto con productos tóxicos y peligrosos, como se percibe en el resto de plantas de Galicia. También demandan el aumento del IPC en sus salarios y algunha reivindicación social.

En lo que insisten los trabajadores es en el complemento de tóxicos, pues está «recollido no convenio a nivel estatal. Queremos que o apliquen de forma gradual. Este é o punto básico das nosas reivindicacións».

Situación financiera

Un portavoz de FCC destacó que las negociaciones siguen y, aunque respetan las movilizaciones, «no las compartimos». La empresa dijo que ya hay un plus, pero no pueden hacer mucho más porque «la situación financiera es preocupante por los impagos de la mancomunidad y por el hecho de que no se revise el canon, que impide llevar a cabo las mejoras necesarias», subrayó.

Por su parte, el presidente de la mancomunidad, Santiago Freire, recalcó que todo el mundo es consciente del deterioro del servicio por lo que «estamos cheos desta situación. Os veciños non teñen porque pagar os pratos rotos. Este é un asunto que compete á empresa FCC e ten que solucionalo, pois senón teremos que tomar medidas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Trabajadores de FCC mantienen un pulso con la empresa