Los mariscadores queman todos sus cartuchos para las Navidades

Las agrupaciones abren sus concesiones para aprovechar el tirón de las fiestas


ribeira / la voz

Llegan las tan esperadas fiestas de Navidad. Muchos ansían estas fechas para hacer caja o para mejorar económicamente su actividad. Es el caso de los mariscadores y productores de la comarca de Barbanza. Las rías de Arousa y Muros-Noia albergan en sus fondos un tesoro muy deseado en estas celebraciones, sus pescados y mariscos. Por ello, las agrupaciones, entidades y cofradías echan el resto y abren sus mejores concesiones con la intención de aprovechar el incremento de la demanda y mejorar sus ingresos.

A pesar de tener todos los bancos naturales abiertos, los rañeiros de Ribeira no están nada contentos con la campaña de este año. El patrón mayor, José Antonio Pérez, comentó que no hay mucha almeja en esta ocasión, aunque los precios sí están compensados. El dirigente destacó: «Sabiamos que ía ser unha tempada cativa e pobre pola falta de bivalvo». La intención es aguantar hasta Reyes y después «xa veremos o que facemos».

Récord histórico

A pesar de esta situación, la cotización es lo único que hace sonreír a los marineros. La semana pasada, el kilo de almeja fina alcanzó los 67 euros, la babosa los 37 y la roja 17. Eso sí, en la apertura de la campaña el precio batió un récord histórico pues la babosa se pagó por primera vez en la rula de Santa Uxía a 69 euros el kilogramo.

La situación es muy diferente en Aguiño. El patrón mayor, José Antonio Santamaría, indicó que quieren aprovechar todo lo que puedan la proximidad de las fiestas y sacarle un mayor rendimiento a sus mariscos. En este sentido, durante este mes los profesionales que van a extraer almeja tienen una jornada más a la semana. «Ata agora, iamos catro días, pero nestas datas ampliamos o venres tamén».

También se nota en la recogida de percebe. Desde que comenzaron la campaña, normalmente «acudiamos a traballar dous días á semana, pero agora ampliamos a tres ou a catro». Además, también optaron por subir los topes, pasando de cinco a siete. Y es que el oro negro que procede de Sálvora, «ten un bo prezo. O máis caro chega a 120 euros e o medio pode andar nos 50 euros o quilogramo, e este bo momento temos que aproveitalo».

Los más de mil productores noieses también fijan su mirada en las fiestas. La cofradía optó por ampliar las zonas de marisqueo y desde ayer están abiertas todas las concesiones.

Otra de las decisiones tomadas por el cabildo fue la de incrementar los topes de almeja. Hasta ahora estaban autorizados a coger cinco kilos de japónica, pero en estas fechas se amplía a diez. La misma situación se da para la babosa. La fina pasa de tres a cinco kilos. El presidente de la asociación Plademar, Pablo Silva, comentó que es una buena opción aunque están pendientes de la evolución de las cotizaciones pues a mayor cantidad «o prezo pode baixar». Los profesionales también podrán ir a los arenales los dos próximos viernes.

José Manuel Pérez, responsable de la entidad de Cabo de Cruz, comentó que ellos no alteran ni los topes ni las jornadas pues «temos as mesmas que o resto do ano».

La cofradía de Rianxo tampoco toma decisiones diferentes. Es más, «os de a flote seguirán a ir aos Lombos e non imos abrir para o Nadal», dijo el dirigente del pósito, Miguel Iglesias, que apuntó que el precio del bivalvo «é mellor no verán que agora».

El pulpo gana la batalla a la centolla en la reserva marina de Os Miñarzos

Los marineros de Lira estaban ayer citados en el muelle de Portocubelo para iniciar la campaña de la centolla en el interior de la única reserva marina de Galicia, Os Miñarzos. Sin embargo, ninguno de ellos subió las redes a bordo para coger este crustáceo, pues optaron por seguir faenando al pulpo, según apuntaron fuentes de la cofradía de la localidad. Y es que el precio del cefalópodo está en un buen momento y por eso decidieron continuar unas jornadas más para aprovechar la situación.

La cofradía de Portocubelo es la única de la zona que siempre retrasa el inicio de la campaña de la centolla con la finalidad de acercarla lo más posible a la Navidad y conseguir un mejor precio. Todo hace indicar que los cinco barcos que tienen licencia para dedicarse a coger este marisco lo harán a partir del próximo lunes. En la reserva marina también cuentan con permiso embarcaciones de puertos próximos, pero ayer tampoco estuvieron faenando en la zona.

Dirección (Sálvora-Opinión)

El marisco gallego es un artículo de lujo en las fiestas. Prueba de ello son los precios desorbitados a los que llegan los productos de las rías. Los mariscadores intentan aprovechar el tirón y sacar el mayor partido posible a esta situación. Lo que hay que mirar es que durante el resto del año el marisco tenga el valor que le corresponde y no esté tirado. Queda mucho por hacer, pero se puede conseguir si se va en la dirección correcta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los mariscadores queman todos sus cartuchos para las Navidades