El lugar en el que se custodian miles de años de historia de Barbanza

Las instalaciones del centro ubicado en Neixón guardan más de 30.000 piezas arqueológicas encontradas en las intervenciones realizadas en la comarca


Ribeira / la voz

Barbanza es una comarca con mucha historia y una parte de ella está custodiada en la parroquia boirense de Cespón, concretamente en Neixón. Allí se ubica el Centro Arqueolóxico de Barbanza y los castros de Neixón. En el 2011, esta instalación se convirtió en colección visitable, siendo así la primera de Galicia con carácter arqueológico y ámbito local. «Intervencións como as realizadas en Baroña ou no castro da Cidade de Ribeira están depositadas aquí», explica el técnico del centro barbanzano, Vítor Barbeito. En él se guardan 31.000 piezas que se fueron descubriendo gracias a las excavaciones realizadas, de las cuales están expuestas más de 300.

La ubicación de estas instalaciones viene determinada, en gran medida, por la importancia del enclave arqueológico, ya que los castros de Neixón, declarados bien de interés cultural, son uno de los yacimientos con mayor relevancia del noroeste peninsular, como así lo demuestran las diversas campañas de investigación llevadas a cabo desde el comienzo del siglo XX hasta la actualidad. Los restos de esta estructura son visitables y se encuentran en un paraje inmejorable.

«Desde o punto de vista científico é un xacemento de moito interese. Dá moitísimos datos. Nas últimas intervencións realizadas localizouse unha posible igrexa altomedieval», comenta Barbeito. El espacio alberga dos castros, conocidos como Grande e Pequeno, este descubierto más tarde, y se han reconstruido varias viviendas que pueden ser visitadas ya que, en este caso, el acceso es libre. Al pie del yacimiento se encuentra el Centro Arqueolóxico do Barbanza.

Abierto en invierno

Como explica el responsable de guiar a los visitantes, «outra característica non habitual é que está aberto todo o ano». Durante la temporada baja, el horario de apertura -salvo del 19 de diciembre al 16 de enero, que estará cerrado- es de jueves a domingo, ya que «a xente que demanda cultura acostuma a facelo durante a fin de semana».

Así, ahora se ofrecen visitas guiadas a los que entren por la puerta de las instalaciones, además de la posibilidad de concertar citas para grupos a través de su página web. Los turistas se van a encontrar con años y años de historia concentrados en dos salas de exposición. En la primera de ellas se muestran restos que fueron hallados en las excavaciones realizadas en Neixón, mientras que en la principal se exhiben los presentes en la arqueología de la comarca.

El técnico se encarga de orientar a los visitantes, labor que siempre pretende que sea de forma amena y que la gente participe: «Falo desde o neolítico ata a chegada dos romanos». En la parte de abajo del centro están expuestas maquetas y reconstrucciones de los diferentes yacimientos presentes en los municipios barbanzanos: «Á xente adóitalle gustar moito, xa que ten luces e vanse pulsando botóns para que aparezan os xacementos».

Jornadas y actividades

Además de ser un lugar digno de visitar, el Centro Arqueolóxico do Barbanza es un espacio de referencia por las jornadas y actividades que acoge a lo largo del año. «En febreiro temos unhas xornadas que a nivel divulgativo son as mellores de Galicia, e, se non son das mellores de España, ándalle preto. Sempre queremos contar con alguén de fóra do país. Cando lles explicas a onde os invitas quedan moi sorprendidos», indica el profesional.

También, durante el verano, «facemos cursos con prácticas para os mozos».

En temporada baja, las exposiciones pueden visitarse de jueves a domingo, excepto en Navidad

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El lugar en el que se custodian miles de años de historia de Barbanza