Las lluvias disparan el agua embalsada al nivel más alto de la última década

Las presas han recuperado en un mes 48 hectómetros cúbicos, la capacidad de unas 20.000 piscinas olímpicas


mazaricos / la voz

Barbanza vive uno de los otoños más lluviosos del último cuarto de siglo. Tanto es así que de los 58 días transcurridos de esta estación, en 40 de ellos se han registrado, en mayor o menor medida, precipitaciones en buena parte de la comarca. Esto ha provocado que los tres embalses que ocupan terrenos en la zona hayan elevado sus niveles de agua hasta rondar el 80 % de su capacidad, circunstancia que no se dio, a estas alturas del año, en la última década.

Especialmente llamativo es el aspecto que presenta la presa de A Fervenza, que alberga 82 de los 103 hectómetros cúbicos que puede contener, es decir está al 80 %, una cuarta parte más que hace justo un año. Esto obligó incluso, según apuntan vecinos de las parroquias mazaricanas de Colúns y Corzón con fincas al lado del pantano, a que durante la semana pasada se llevasen a cabo aperturas controladas de las compuertas para reducir el volumen de agua embalsada.

Otro tanto sucede con el de Santa Uxía, que ocupa terrenos de Mazaricos y Dumbría, y que se encuentra al 78 % de su capacidad, casi un 15 % más que hace una semana. El Barrié de la Maza, por su parte, ha pasado de los 11 hectómetros cúbicos que tenía embalsados el día 12 a los 33 que registraba ayer. En este período ha aumentado su nivel en casi un tercio, hasta situarse al 75 % del total, un 20 % más que el año pasado y que la media de la última década.

El aumento

En conjunto, estas masas de agua formadas por los ríos Xallas y Tambre han visto como, en apenas un mes, ganaban 48 hectómetros cúbicos de agua, es decir 48 mil millones de litros, cantidad suficiente para llenar completamente más de 20.000 piscinas olímpicas. En el supuesto de que los embalses de la zona se destinasen al abastecimiento de la población y no a la generación de electricidad, como es el caso, el agua recuperada solo esta semana aseguraría el suministro anual de más de 300.000 hogares.

Suministro que, en lo relativo a la comarca, está más que garantizado para los próximos meses debido a la total recuperación que, tras un verano sin problemas de sequía, han experimentado las fuentes y manantiales de las que se abastecen un buen número de vecinos. De hecho, se calcula que más de 30.000 barbanzanos siguen sin disponer de agua municipal en sus hogares, por lo que dependen de pozos artesanales propios y de traídas vecinales para disfrutar de este suministro básico.

De cumplirse las previsiones meteorológicas para los próximos días -tanto Meteogalicia como la Agencia Estatal de Meteorología pronostican lluvias hasta, al menos, el próximo viernes- es de suponer que el nivel de los embalses de la zona seguirá subiendo todavía más.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las lluvias disparan el agua embalsada al nivel más alto de la última década