La última travesía de un luchador que hizo de la defensa vecinal su brújula

Presidente de IPR, fue edil del PSOE y estuvo al frente de la entidad de aguas de Corrubedo


ribeira / la voz

Pasó más de cuatro décadas navegando en todo tipo de barcos, hasta que con 55 años decidió echar el ancla. Sin embargo, como afirmó en una ocasión, no estaba dispuesto a sentarse en un sillón a dejar pasar la vida. No lo hizo. Si algo caracterizó a Bernardo Santos Sampedro, uno de esos vecinos de Corrubedo que hacen patria de su pueblo allá por donde van, fue la lucha y la defensa de los intereses vecinales.

A los 56 se afilió al PSOE, partido del que fue concejal hasta el año 1995. Después, junto a otros militantes ribeirenses, abandonó el partido del puño y la rosa para fundar Iniciativa Progresista de Ribeira (IPR), del que actualmente era presidente.

La portavoz del partido, Rosa García Pose, lo definía ayer como «un luchador socialista». Ella, que ha tratado estrechamente a Bernardo Santos, ponía de manifiesto «su valor y principios», al tiempo que recalcaba: «Era amigo de sus amigos».

De carácter firme

Como una persona firme que «non daba o seu brazo a torcer» lo recuerda Antonio Javier Freire, exconcejal del PP en Corrubedo, quien integraba la directiva de la comunidad de aguas de la parroquia durante la etapa de Bernardo Santos como presidente.

Freire aseguraba ayer: «Fixo todo o que soubo e puido polos intereses do pobo». Recordó que durante su etapa al frente de la entidad se hicieron los depósitos que tiene la entidad y que se consiguieron los últimos manantiales para la captación de agua.

Bernardo Santos, que cumplió los 94 años el pasado día 15, falleció ayer y será enterrado hoy. Sus restos mortales partirán del tanatorio de Xarás al cementerio de Corrubedo a las 16.00 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La última travesía de un luchador que hizo de la defensa vecinal su brújula