Manuel Mariño Nin: «Ningún Camino acompaña el cuerpo del Apóstol, solo el nuestro»

El responsable explica que darán a conocer la ruta primero en España y que después la difundirán en el extranjero


Ribeira / la voz

En el 2017 nació la Asociación Amigos do Camiño de Santiago do Barbanza: A Orixe. Fue principalmente por el empeño de Manuel Mariño Nin, que estuvo ligado profesionalmente al Camino durante más de dos décadas. Ahora, junto con Manuel Antonio Villar Fernández, Antonio González Millán, Jesús Dieste Buceta, Rita Piñeiro García y Mari Carmen Dávila Fernández busca que se oficialice la ruta que recorre la comarca desde Corrubedo hasta la capital de Galicia.

-¿En qué datos se basan para buscar el reconocimiento del consejo Xacobeo?

-No hay otro lugar físico para el inicio de la traslatio de los restos del Apóstol Santiago hasta Padrón. Corrubedo tiene una marisma en la que la leyenda cuenta que está sumergida la ciudad de Valverde, un lugar donde se asentaron los moros que fueron expulsados por Carlo Magno. Así lo recoge el libro cuarto del Códice Calixtino. Intentamos una justificación histórica a través de registros en diferentes libros y del patrimonio jacobeo que hay en la comarca, como los tres hospitalillos de A Pobra, la imagen del Apóstol en la iglesia de Palmeira, el Castelo da Lúa en Rianxo...

-¿Qué puede suponer para la comarca barbanzana la potenciación del Camino?

-A estas alturas, no hay que convencer a nadie de que es un reclamo turístico. Los municipios se beneficiarán de ello, se crearán puestos de trabajo, abrirán albergues, habrá más comercio. Por eso también esperamos contar con la colaboración de los concellos y la Mancomunidade Arousa Norte ya nos está apoyando.

-¿No considera que, de un tiempo a esta parte, hay muchos municipios que quieren sumarse al carro de atraer peregrinos?

-Hay muchas rutas, pero nosotros tenemos un gran elemento diferenciador, ya que geográficamente somos el origen. Ningún Camino acompaña el cuerpo del Apóstol, solo el nuestro.

-¿Qué puede ofrecer la ruta que transcurre por Barbanza?

-La comarca puede ofrecer muchas cosas. No queremos hacer una ruta de senderismo. Queremos que la gente venga a conocernos y disfrute de nuestra naturaleza y gastronomía. Eso sí, sin olvidarse de esa espiritualidad y de la posibilidad de poder encontrarse con uno mismo que ofrece el Camino. En el imaginario del peregrino puede estar el acompañamiento por tierra del cuerpo de Santiago hasta su sepulcro.

-¿Tienen ya pensadas acciones de promoción?

-Primero lo haremos a nivel local. Contactaremos con los colegios de la comarca para que los más pequeños participen en el conocimiento de por dónde transita y el valor patrimonial y jacobeo que tienen los municipios. También tenemos pensado proponer esto a asociaciones como Ambar y Amicos. A partir de ahí vamos a ir a España y luego ya le daremos una dimensión internacional. Haremos un vídeo promocional e iremos a Fitur y nos daremos a conocer en las asociaciones de amigos del Camino españolas y extranjeras. Somos conscientes de que es un proyecto muy ambicioso, pero tenemos claro que debemos ir en esa dirección.

A principios del próximo mes de diciembre, la Asociación de Amigos do Camiño de Santiago de Barbanza: A Orixe, quiere presentarse a la sociedad. Además, también pretende realizar la primera de las cinco etapas en las que está dividida la ruta, la que une Corrubedo con A Pobra.

-¿Han avanzado mucho ya en la señalización del trazado?

-Tenemos el 90 % del trayecto identificado en mapas. Falta por evitar cruces de carreteras que pueden ser peligrosos. Debemos pensar en la seguridad del peregrino. En cuanto a la señalización, pondremos una provisional hasta que el consejo Xacobeo lo apruebe y la Xunta lo haga oficial. Esperamos contar con la colaboración de los concellos para ello. Son 114 kilómetros, por lo que se superan los cien necesarios para la compostelana. Además, para que se conceda entroncamos con el Camino Portugués en Santiaguiño do Monte, en Padrón. En nuestra presentación oficial ya tendremos díptico y mapas.

-¿En qué punto se encuentra la consecución de la oficialización por parte del consejo Xacobeo?

-Con la Xunta ya hemos tenido contactos y ha ido bien. Fue el propio Episcopado el que nos aconsejó que nos incorporáramos al trazado que viene de Portugal y los estudiosos y arqueólogos tienen buena predisposición. Falta darle forma y plasmarlo.

-¿También siguen adelante con la idea de crear un centro de acogida de peregrinos?

-Sí, por supuesto. En A Pobra queremos mimar al peregrino y crear un sitio para que pueda descansar tras la primera etapa. Ya he recibido llamadas también de gente interesada en abrir albergues. Pero nosotros queremos que el que llegue sea bien recibido, darles la bienvenida y que sienta nuestra hospitalidad.

-Y que regrese contento a casa.

-Efectivamente, que cuando vuelva hable bien de nuestro Camino. El boca a boca es fundamental entre los peregrinos. Toda persona se embarca en la aventura de peregrinar a Santiago por una inquietud interior. También puede ser que llegue a la capital y no encuentre la respuesta y decida continuar. Nuestra idea es peregrinar acompañando el viaje de los restos del Apóstol hasta su sepulcro, pero también quien lo desee puede finalizar su camino en el origen. Tenemos potencial y tenemos justificación. El Camino que proyectamos es tan o más legítimo que cualquier otro que se ha oficializado, por nuestras costas pasó la barca con Santiago.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
9 votos
Comentarios

Manuel Mariño Nin: «Ningún Camino acompaña el cuerpo del Apóstol, solo el nuestro»