El mazaricano que trepó a la cima de España de las carreras de obstáculos

Christian Danis Castro se proclamó campeón de la liga nacional de OCR en la gran prueba disputada en Madrid


Mazaricos / La Voz

Hay deportes en los que la lucha es más con uno mismo que contra el resto de rivales. Disciplinas en las que el objetivo principal es el de buscar los límites de la resistencia propia y no tanto el de verse mejor que los demás. Lo sabe bien Christian Danis Castro (Liechtenstein, 1998) que después de un año de intenso entrenamiento ha logrado proclamarse campeón de España de OCR -Obstacle Course Racing, por sus siglas en inglés-, en la prueba celebrada el pasado fin de semana en Madrid.

Se trata de una modalidad de carrera de 15 kilómetros de distancia, salpicada de 65 obstáculos en los que, además de la resistencia y la fuerza física, también es necesario demostrar grandes dosis de pericia y equilibrio. De hecho, muchos de los obstáculos están inspirados en los duros entrenamientos militares.

«Pois haiche de todo, dende correr medio quilómetro cunha carga ao lombo, ata subir por cordas, superar ramplas esvaradías e con moita pendente, ata escalar paredes practicamente verticais. Por suposto, todo isto nun circuíto tipo traid con terra e moita lama», explica el mazaricano, que se impuso en la categoría de 18 a 24 años en la que participaban más de medio millar de atletas llegados desde todos los puntos del país.

Todos coincidían, según relata el deportista mazaricano, en destacar la dureza del trazado madrileño, «un auténtico rompepernas con constantes subidas e baixadas e onde os obstáculos de suspensión se concentraban na parte final do percorrido, cando xa estás rebentado», indica.

Mirando a la élite

A pesar de estar toda su vida ligado de forma permanente al deporte -ostenta el título de técnico superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas- Christian Danis es casi un novato en lo relativo a carreras de obstáculos. De hecho, es la primera vez que competía en esta prueba, por lo que el resultado obtenido cobra aún mayor relevancia.

«O que verdadeiramente me motiva é participar na categoría elite, a máis dura de todas. O que pasa é que para acceder a ela primeiro tes que destacar na da túa idade situándote entre os dez mellores de España», explica el atleta que, además, cerrará el año logrando el subcampeonato de la liga OCR, que se disputa durante varios meses en diferentes puntos de la Península y Canarias. «Non puiden ir a moitas das probas, pero aínda así non me foi mal de todo», anota.

Christian Danis Castro, sin embargo, apunta mucho más alto, pues su intención es poder participar en el OCR European Championship que se disputará en Italia, al pie mismo de Los Dolomitas, un lugar privilegiado, según sus propias palabras, para la práctica de este deporte. «Ainda que me centrarei nas probas nacionais, a miña intención é poder ir ao europeo. Incluso falábamos da posibilidade de ir ao mundial, pero celébrase en Estados Unidos e, ao non dispor de patrocinadores, non podemos asumir este custo económico tan elevado», señala.

Mientras esas citas no llegan, el mazaricano sigue entrenando alrededor de dos horas diarias, cinco días por semana, incidiendo tanto en actividades de fuerza como en otras de agarre, fundamentales para atacar con garantías muchos de los obstáculos con los que se encuentra en las carreras.

Más allá del balón

«É importante ter forza nos dedos, pero tamén dispor dunha boa técnica de agarre e de escalada, pois axudan moito para superar, por exemplo, as paredes», analiza.

Lo que sí ha dejado totalmente ha sido el fútbol, el deporte que practicaba de forma habitual: «Xoguei dende neno en diferentes categorías. Aínda segue gustándome moito, pero afortunadamente descubrín que hai cousas máis divertidas, e tamén máis duras, que darlle patadas a un balón».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El mazaricano que trepó a la cima de España de las carreras de obstáculos