El inventor Manuel Mato vuelve a Barbanza

María Xosé Blanco Giráldez
M. X. B. RIBEIRA

BARBANZA

El boirense acaba de trasladar el taller que tenía en Padrón al polígono industrial de Té

26 oct 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Inició su andadura hace unas cuatro décadas en su tierra natal, en un pequeño taller situado en la localidad boirense de Cespón, pero la necesidad de contar con más espacio llevó a José Manuel Mato Rodríguez a trasladarse después a una nave de Padrón. Hace unos días este empresario e inventor regresó a su casa de Barbanza, a unas instalaciones situadas en el polígono industrial de Té, en las que dispone de 1.300 metros cuadrados de superficie.

Mientras celebraba con familiares y amigos la apertura en Rianxo de Talleres Lacambra, reconocía que todavía sueña con instalarse en Boiro. Desde su empresa trabaja en dos frentes: la mecanización de piezas de alta calidad y precisión por un lado, y el diseño y fabricación de máquinas especiales para los distintos sectores industriales por otro. Vamos, que José Manuel Mato mejora lo que ya existe y crea lo que todavía no está inventado.

Por poner algunos ejemplos, ahora mismo está inmerso en la remodelación para Pepsi de una caja, que pasará a dar cabida de 24 a 28 botellas. Pero ha realizado otros muchos proyectos, como una máquina dedicada a la fabricación de cuerdas de mejillón para Chicolino, una limpiadora de probetas para Repsol o una máquina para una fábrica de cañones estadounidense. Incluso el Gobierno cubano contactó con él para que le proporcionara un mecanismo con el que lavar y secar los motores industriales.