Sindo Rodríguez: «Moitas persoas coñecéronse nas rutas e acabaron facéndose amigas»

Turismo a toda costa | El senderismo es una de las mejores prácticas para descubrir la costa durante los meses de otoño, época del año en la que los caminos ofrecen gran variedad de colores


Ribeira / la voz

El otoño, junto con la primavera, es una época del año ideal para disfrutar del senderismo, una práctica que cada vez tiene más adeptos. Lo sabe bien Sindo Rodríguez, presidente de la Asociación Social Cultural y de Voluntariado Galicia Senderismo: «Con estas últimas chuvias os ríos e as fervenzas están ben de caudal, cambian as cores das follas e hai unha gran variedade cromática...», y todo esto puede disfrutarse en zonas como la de Barbanza o en la Costa da Morte.

En el territorio barbanzano hay múltiples opciones, entre las que Rodríguez destaca dos. Por una parte está la zona del río Pedras en la que «temos unha pequena subida ata A Curota, onde hai un dos miradoiros máis fermosos de Galicia. Nun día despexado ves desde Fisterra ata O Hío. Son preto de 20 quilómetros moi completos, porque vemos monte e costa». La segunda propuesta de Sindo es en Lousame, una caminata que la asociación que preside organiza con el río Vilacoba como protagonista y que concluye con una visita al museo de San Finx: «É unha das máis fermosas á ribeira dun río. Nos seus 18 quilómetros temos tempo tamén para unha explicación das antigas papeleiras alí instaladas».

Pero también hay «paseos pola costa e lugares como Outes e Noia, que teñen camiños que cada día están mellor acondicionados. Tamén é moi bonita a zona de monte Louro». Más hacia el norte, Sindo Rodríguez no tiene dudas: «O principal reclamo é o monte Pindo. Aquí temos unha das rutas máis complicadas pola orografía, hai partes nas que tes que saltar de pedra en pedra, e tamén porque entra moi rápido a néboa». Por supuesto, el barbanzano tampoco se olvida de citar a Fisterra.

En auge

Sindo Rodríguez lleva mucho tiempo ligado al mundo del senderismo: «Eu, tras dez anos facendo rutas, vexo que o sendeirismo está en auxe porque fai uns anos eramos catro asociacións e agora hai moitísimas». Considera que entrar en contacto con la naturaleza ayuda a «liberarse do estrés diario. Tamén é unha actividade social. Vén moita xente predisposta a pasalo ben e respírase bo ambiente. É unha boa terapia para desconectar do ritmo de vida que levamos».

Tanto es así, que Rodríguez ya ha visto el nacimiento de parejas tras conocerse en actividades organizadas: «Moitas persoas coñecéronse nas rutas e acabaron facéndose amigas e, nalgúns casos, parella». Por eso, la misión de un guía no se limita tan solo a mostrar el camino y a reconocerlo previamente para asegurarse de que está en buenas condiciones, también «tes que facer que a xornada sexa amena».

Con la nueva normativa autonómica de turismo activo, todos los colectivos que se dediquen a organizar rutas de senderismo tienen que cumplir ciertos requisitos. Entre ellos, que el guía disponga de una titulación mínima de técnico en actividades en el medio natural, asegura Rodríguez: «É obrigatorio para todas as asociacións ou clubs que fan saídas e os participantes teñen que pagar unha cota de inscrición para acudir».

Por ello, destaca que Galicia Senderismo, inscrita en el registro de la Xunta en el año 2013, garantiza a las personas que acuden a sus caminatas que «veñen cun seguro de responsabilidade civil e cun de accidentes nominal, para a súa seguridade».

Lo que está claro es que la costa gallega no solo resulta atractiva en verano por sus playas. También en el resto de épocas del año puede disfrutarse de sus parajes y de los encantos que esconde.

Los caminos que recorren los ríos Pedras y Vilacoba y el monte Pindo son muy concurridos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Sindo Rodríguez: «Moitas persoas coñecéronse nas rutas e acabaron facéndose amigas»