El maíz enfrenta a Tráfico y ganaderos

Los agricultores creen que hay un exceso de celo en los controles de la Guardia Civil


mazaricos / la voz

En plena campaña de ensilado del maíz, los ganaderos de la comarca ya no solo miran al cielo, temerosos de que la lluvia pueda estropear la cosecha. También están muy pendientes de las carreteras esperando no encontrarse con una de las patrullas de Tráfico que estos días vigilan de cerca que todos los vehículos, entre ellos los cientos de tractoristas que trabajan por la zona, cumplan con sus obligaciones circulatorias.

Un control que ha desatado un profundo malestar entre los profesionales del campo, que se quejan del «exceso de celo» con el que, a su entender, está actuando el instituto armado a la hora de multar los remolques agrícolas que participan en la recogida del grano. «Nos últimos días multaron a case unha ducia de tractores por non levar toldo nos remolques e incluso por non levar prendido o farol pequeno do teito. Algo incomprensible tendo en conta que se trata de asuntos que non afectan para nada á seguridade vial», explica Xoán Ramos Rodríguez, portavoz de Ganxabar (Gandeiros de Xallas e Barcala) que estos días están llevando a cabo el ensilado de sus fincas en la localidad mazaricana de Grille.

Protección del transporte

Si bien el boletín de la Guardia Civil recoge como el hecho que motivó la denuncia: «Circular con un vehículo cuya carga puede arrastrar, caer o desplazarse sin disponer de los accesorios que garanticen la adecuada protección o acondicionamiento. Transporta maíz picado que cae sobre la vía por efecto del viento», los afectados señalan que en ningún momento se produjo tal derramamiento de la carga y que, de haber sucedido en algún viaje puntual, no hubiera supuesto ningún riesgo para el resto de automóviles, ni para la circulación.

«Saben perfectamente que estamos ensilando e aproveitan tamén para facer a súa propia colleita», explica Ramos Rodríguez, que lamenta el escaso interés que tiene el sector agroganadero para las diferentes administraciones.

«Noutros países son os corpos e forzas de seguridade do estado os que escoltan aos profesionais do campo cando teñen que facer traballos especiais mentres que aquí o que fan e denunciarnos. Saben, ou deberían saber, que toda Galicia está estes días ensilando o millo, o traballo máis importante do ano para as granxas polo que deberían axudarnos no que poidan», apuntó Ramos Rodríguez.

Al parecer, no es la primera vez en los últimos años que la Guardia Civil de Tráfico pone el foco en los posibles incumplimientos de los tractoristas de impedir que parte de la carga acabe esparcida sobre el vía.

En esta ocasión, cada una de las infracciones atribuidas a los conductores mazaricanos conlleva una sanción económica de 200 euros que se reduce a la mitad si la abonan antes de que llegue final de mes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El maíz enfrenta a Tráfico y ganaderos