La peatonalización del centro de Noia empezó diez horas al día

El plan para restringir el tráfico rodado trató de aplicarse en una decena de calles


ribeira

A estas alturas de 1983 se estaba implantando en la villa noiesa un plan de peatonalización. Y empezó a aplicarse de forma curiosa. Resulta que comenzó con la restricción del tráfico rodado en una decena de calles del centro, entre las que figuraban Comercio, Montero Rivas y Xan de Estivadas; pero lo singular es que afectaba a diez horas cada día: de 11.00 a 14.00 y entre las 17.00 y la medianoche.

La medida se enmarcaba en un ambicioso plan, que incluía también la habilitación de varias zonas destinadas al estacionamiento de vehículos, con el fin de que las restricciones impuestas en el casco urbano causaran menos perjuicios.

Con el fin de dar publicidad a las medidas dispuestas por el Concello, el entonces concejal de Tráfico, José Vila, anunciaba la instalación de un buen número de señales en diversos puntos de la localidad. También apuntaba hacia la colocación de maceteros en varias calles para evitar que los conductores circularan y aparcaran.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La peatonalización del centro de Noia empezó diez horas al día