Hemeroteca: El Hortensia barrió Barbanza

El ciclón provocó un reguero de árboles y postes caídos, al tiempo que dañó numerosos tejados


ribeira

El bautizado como Hortensia fue uno de los ciclones más importantes que pasaron hasta la fecha por Barbanza. Sus efectos se empezaban a dejar nota tal día como hoy de 1984 y se prolongaban durante la jornada siguiente. La comarca, sobre todo los puntos más próximos al litoral, se habían blindado para tratar de minimizar los daños. De hecho, en el municipio ribeirense se optó por suspender las clases y a Carreira y Corrubedo, donde se esperaba un mayor azote del viento, se enviaron unidades especiales de emergencias. En Noia incluso se leyó un bando por las calles con instrucciones para la población, a la que se instaba a no salir de sus casas. En A Pobra se organizaron servicios médicos con guardias permanentes.

El ciclón descargó con fuerza en Galicia y tuvo especial incidencia en la ría de Arousa. Los problemas comenzaron la noche del 3 de octubre de 1984 y se prolongaron durante la mañana siguiente, dejando un reguero de incidencias en la comarca, fundamentalmente en forma de árboles caídos y desperfectos en tejados.

Sobre la carretera boirense de Triñáns se desplomaron nada menos que nueve postes del tendido eléctrico de alta tensión. En este municipio también se desplomó el muro perimetral del campo de fútbol de Barraña. El fuerte viento arrancó en Noia las gradas de la plaza de toros y derribó un hórreo en Santa Cristina, entre otras incidencias.

Durante las jornadas siguientes se hacía balance de los daños y solo en Rianxo se cifraban en unos 800.000 euros. El sector mejillonero había resultado el más perjudicado, al desprenderse las cuerdas de las bateas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Hemeroteca: El Hortensia barrió Barbanza