El accidente mortal de Palmeira, una trágica y maldita coincidencia

Técnicos de Tráfico reconstruyeron el accidente en el que murieron Abraham Muñiz y Sara Lampón. Precisamente ayer, la joven cumpliría 29 años


ribeira / la voz

Ayer cumpliría 29 años la joven ribeirense Sara Lampón Buceta, que murió en un accidente de tráfico ocurrido el 4 de mayo en la AC-305, en el municipio de A Pobra, en el límite de Ribeira, junto a su novio Abraham Muñiz Santos, natural de la villa pobrense. Y es que ayer, precisamente, el Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT) con base en Madrid realizó una reconstrucción y una toma de datos del siniestro. Una trágica y maldita coincidencia.

El abogado de las víctimas, Antonio Arca, comentó que se trataba de una reconstrucción del accidente porque, según dijo, falta el informe técnico del atestado para incluir al expediente y entregarlo en el juzgado.

Los técnicos llegaron el lunes a Galicia para hacer el informe. Sin embargo, no lo pudieron llevar a cabo debido al mal tiempo, aunque aprovecharon la jornada para examinar los dos turismos. Ayer, siete agentes se personaron en el lugar del siniestro a las once y media de la mañana, donde permanecieron hasta pasadas las dos de la tarde.

La expectación fue máxima entre los conductores que pasaban por la zona. El trabajo era realizado con la máxima celeridad y de vez en cuando se efectuaban cortes de tráfico mientras se hacían las correspondientes pruebas y mediciones.

La unidad especializada de la Guardia Civil utilizó material de última generación en suinvestigación para conocer con exactitud qué pasó aquella tarde.

Los técnicos acudieron al lugar para corroborar los datos del siniestro y afianzar el informe elaborado en su momento por Atestados de Santiago. Incluso colocaron a lo largo de la calzada unos aparatos para grabar en 3D y medidores láser para recrear la escena del siniestro.

El otro coche implicado en el accidente era un BMW pilotado por Pilar Fernández Patiño, vecina de Ribeira, de 42 años, y que fue trasladada al Clínico de Santiago.

Dos vidas y un proyecto común quebrados sobre el asfalto de A Pobra

M. X. B.

El brutal accidente truncó los planes de futuro de Sara Lampón y Abraham Muñiz, que llevaban años juntos. Ambos cuerpos son velados en el tanatorio pobrense de Venecia

Conmocionados están desde la tarde del sábado los vecinos de Ribeira y A Pobra, las dos localidades golpeadas por el trágico accidente de tráfico que tenía lugar poco después de las 18.30 horas en la carretera comarcal AC-550, justo en el límite entre ambos municipios. El brutal choque, que dejó los dos coches implicados destrozados, quebró el proyecto en común que habían emprendido Sara Lampón Buceta, una vecina de Palmeira de 28 años, y Abraham Muñiz Santos, un pobrense de 29. Dicen sus allegados que llevaban juntos casi desde niños y que tenían, claro está, planes de futuro.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El accidente mortal de Palmeira, una trágica y maldita coincidencia