Diversión para ayudar a los niños enfermos

La iniciativa en favor de la Fundación Andrea logró recaudar 3.100 euros


Una noche perfecta y con trasfondo solidario fue la que se vivió en el chiringuito Mascatiño para cerrar el verano. Un total de 162 personas acudieron a una cena que tenía como objetivo recaudar fondos para que la Fundación Andrea pueda continuar apoyando a niños con enfermedades de larga duración, crónicas o terminales, y a sus familias.

La iniciativa impulsada por Carlos Otero, responsable del local hostelero de A Pobra, consiguió juntar 3.100 euros que permitirán que la entidad siga, entre otras cosas, ofreciendo alojamiento en pisos próximos al Hospital Clínico de Santiago a los familiares de los pequeños enfermos; concediendo becas económicas para completar tratamientos; acondicionando estancias en hospitales o haciendo realidad proyectos como la creación de un parque infantil en una terraza del Hospital Clínico.

Ganas de repetir

La velada transcurrió «muy bien», como apunta la directora de la Fundación Andrea, Amaya Castro. Esta acudió a la cena, ya que la presidenta del colectivo, Charo Barca, tenía otro acto. Pero esto no impidió que la familia de Andrea -la pequeña que tras fallecer en 2003 motivó la creación de la fundación que lleva su nombre- estuviera presente, ya que asistieron sus abuelos y tíos.

Amaya Castro se muestra satisfecha por el resultado de la cita que tuvo lugar en A Pobra, y agradeció a Carlos Otero su trabajo: «Pretende repetir y estamos seguros de que en la próxima edición habrá más participantes».

«Fue una noche muy agradable y el cierre perfecto del verano», comenta Castro. A la velada no le faltó de nada, ya que contó con un menú que no dejó a nadie con hambre. Además, la música en directo puso la guinda para que la noche fuera completa.

También hubo regalos para los asistentes, gracias a las aportaciones de empresas y negocios a los cuales Carlos Otero quiso mostrar su agradecimiento por la colaboración. Entre los obsequios que se sortearon, había, por ejemplo, cenas en restaurantes, cestas de vinos, estancias en hoteles y sesiones de peluquería y estética.

La convocatoria traspasó las fronteras de A Pobra, ya que, además de vecinos del municipio, acudieron personas llegadas de Santiago y de diferentes puntos de Barbanza.

Entrega de regalos. Muchas empresas y negocios de A Pobra decidieron colaborar con la cena solidaria impulsada por Carlos Otero. Para ello, aportaron diferentes regalos que se sortearon entre todos los asistentes. Los obsequios fueron muy variados, entregándose desde una cesta de vinos hasta un tratamiento de peluquería y estética, pasando por cenas en restaurantes y estancias en complejos hoteleros.

Entrega de regalos. Muchas empresas y negocios de A Pobra decidieron colaborar con la cena solidaria impulsada por Carlos Otero. Para ello, aportaron diferentes regalos que se sortearon entre todos los asistentes. Los obsequios fueron muy variados, entregándose desde una cesta de vinos hasta un tratamiento de peluquería y estética, pasando por cenas en restaurantes y estancias en complejos hoteleros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Diversión para ayudar a los niños enfermos