Aleixo Romeiro Ares: Gas a fondo para conquistar Portugal

Llegó a formar parte del centro de alto rendimiento como remero antes de dar el salto a las dos ruedas


Ribeira / la voz

No fue hasta el año 2015 que Aleixo Daniel Romeiro Ares (Noia, 1990) comenzó a competir en motocrós. Lo hizo por «probar. Fixen carreiras soltas cos amigos. Saíronme ben e quixen coñecer máis este mundo», confiesa el que siendo un chaval llegó al centro de tecnificación de Pontevedra para formarse como remero. Cerrada esa etapa, ahora compagina trabajo, estudios y deporte. La fórmula no le ha salido mal, el barbanzano viene de ganar el Campeonato Portugués de Pentacontrol en la categoría de promoción. Lo que le abrió las puertas de la modalidad élite.

«Seleccionoume un equipo portugués para ir a unha carreira na illa de Madeira. Alí representaremos a unha zona de Portugal. É unha proba cos mellores pilotos do país, algúns deles profesionais», reconoce el noiés, quien también comanda la tabla en el Trofeo Norte luso y se encuentra entre los mejores de Galicia: «O certo é que a aposta saíu ben. Estou bastante contento».

Su ascenso meteórico desde el 2015 está lejos de toda duda, aunque su objetivo no es otro que «seguir medrando e mellorando. A próxima tempada tócame competir na categoría elite e intentarei dar a caña que se poida. Iso xa é outra liga». Competirá contra deportistas que «se dedican exclusivamente a isto, con equipos e moito diñeiro por detrás. Eu tómoo como unha diversión», afirma entre risas.

Compaginar

Para Aleixo Romeiro, la tarea no es sencilla. Además de trabajar como mariscador, estudia náutica en A Coruña: «Tento compaxinar todo. O da moto non é algo profesional, pero si un afección que me tomo bastante en serio. Sempre gusta saber ata onde es capaz de chegar. A estas alturas non vou a vivir disto, pero sempre que saio é para pelexar cos mellores pilotos».

No quiere olvidarse el barbanzano de sus patrocinadores, quienes le han permitido completar el campeonato gallego, y de su abuela, pieza fundamental en esta pasión: «Incluso me veu a ver a varias carreira a Portugal. E iso que xa ten 87 anos».

Pero si algo destaca Romeiro Ares, es la afición que existe en el país vecino por el motocrós: «É unha pasada. Non só pola cantidade de pilotos e do seu nivel, senón por como o vive a xente. Hai público como se fose un partido de fútbol». Confiesa entre risas que incluso le han pedido fotos y autógrafos: «É unha pasada correr alí. Aquí xuntas 15-20 competidores, alí hai que facer clasificacións porque só hai oco para 40 e chegan 80».

Sobre las condiciones con las que debe contar un buen piloto, reconoce que «moita xente non valora a forma física que debes ter para aguantar unha carreira enriba da moto. Hai que estar moi ben adestrado, cunha forma física perfecta. Aínda que vas nunha máquina, faiche falla».

Después de su pasado como remero, Romeiro defiende que la receta para crecer en todo deporte es «meterlle moitas horas. Calquera as require. Hai que subir á moto moitas veces para coller a técnica e competir en moitos circuítos». Esa fue su fórmula para derribar los muros de la frontera portuguesa. El siguiente reto se lo encontrará en Madeira. En la isla, volverá a dar gas a fondo para conquistar Portugal. Los mejores del país ya esperan por el piloto noiés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Aleixo Romeiro Ares: Gas a fondo para conquistar Portugal