La Barbanza vacía sigue creciendo

A este ritmo, en 2035 la comarca habrá perdido el equivalente a la población de Rianxo. Cada año, medio millar de vecinos hacen las maletas. Esta es la radiografía de un futuro incierto

Castiñeiras es un caso paradigmático, ya que ha duplicado población en diez años.
Castiñeiras es un caso paradigmático, ya que ha duplicado población en diez años.

REDACCIÓN / LA VOZ

La comarca se va quedando sin gente. La sangría demográfica ha dejado de ser un problema exclusivo de las zonas rurales y se extiende a áreas urbanas. Las cifras son demoledoras: siete de cada diez entidades perdieron vecinos en los últimos diez años y las que los ganaron lo hicieron de forma muy tímida. Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, solo 219 de los 1.081 núcleos que componen las comarcas de Barbanza, Muros y Noia han logrado aumentar empadronados en la última década. En la mayoría de los casos, se trata de pequeños repuntes que no hacen sino constatar el fin del crecimiento demográfico iniciado a principios de la década de los 90 en Boiro, Noia, A Pobra, Porto do Son, Rianxo o Ribeira.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

La Barbanza vacía sigue creciendo