Un insigne reportero en Corrubedo

Cuatro imágenes del colaborador de medios como «The New York Times» o «National Geographic» formarán parte de una exposición de carácter histórico


ribeira / la voz

Corrubedo es un paraíso que cada verano atrae a numerosos turistas. Ocurría también en el pasado, aunque muchos de los ilustres que se decantaban por este pueblo marinero para disfrutar de sus vacaciones pasaban casi desapercibidos. A comienzos de los 70 eligió esta localidad para gozar de tranquilas estancias un reputado reportero norteamericano, colaborador en medios de alto nivel como The New York Times o National Geographic. Se llamaba Michael Kuh y llegó a tener una vivienda en propiedad en el lugar de Campo da Agra.

Fue un colega suyo, pero de la época actual, Abdón Dorca, el que desenterró su historia. Supo de su existencia a través de unos artículos que encontró en la hemeroteca de La Voz de Galicia. Le llamó especialmente la atención uno publicado el 29 de septiembre de 1971, en el que Michael Kuh denunciaba un sinfín de carencias en Corrubedo, desde el estado de la carretera de acceso a la localidad, que calificaba como la peor de España, hasta los constantes cortes de luz que sufría en su casa.

Dorca empezó a indagar y descubrió que el reportero en cuestión llevaba más de una década veraneando en Corrubedo y que en aquella época se encontraba escribiendo un libro sobre la zona de la Costa da Morte. Rastreando halló, entre otro material, una foto suya de Manuel Benítez, El Cordobés, en plena corrida para la Enciclopedia Británica, e imágenes de Copito de Nieve publicadas en National Geographic. Incluso logró vincular a Michael Kuh con el audiovisual, al encontrar su nombre en los créditos, como escritor de diálogos adicionales, en una película de 1966 rodada íntegramente en España.

Toda esta información fue reflejada por el periodista de Ribeira en su blog, Corrubedo como nunca lo has visto, donde hace también referencia a los hijos del fotógrafo, Micaela y Patric, a los que algunos vecinos de Corrubedo pueden recordar, puesto que está confirmado que pasaron algún que otro verano en la localidad. Ella es profesora y él, un prestigioso crítico gastronómico en California.

Hace casi un año, Abdón Dorca sacó a la luz el pasado de este forastero al que un día enamoró Corrubedo. Y es entonces cuando toma el relevo en esta historia un vecino de la localidad, Fernando Vilariño. Él es uno de los fundadores de la asociación cultural Corrubedo 11 Séculos y, sorprendido por la trayectoria de Michael Kuh, decidió dar un paso más y tratar de localizar a algún descendiente suyo. Y lo consiguió.

Contacto con la hija

A través de Facebook, Vilariño dio con Micaela Kuh, quien le confirmó que su padre había fallecido en el 2018 y se mostró gratamente sorprendida del interés que había despertado la historia de su familia. «Faleille do esforzo que estabamos facendo un grupo de veciños para perpetuar o pasado da localidade e expliqueille que unha das ideas que tiñamos na mente era a de montar unha exposición de carácter retrospectivo», explica.

La hija del ilustre reportero se brindó a colaborar y, al poco tiempo, Fernando Vilariño recibió, vía correo postal, un sobre con cuatro instantáneas y una emotiva carta. Las cinco piezas formarán parte de la exposición que este fin de semana se podrá ver en la Casa do Mar de Corrubedo, en la que también se expondrán aperos y elementos vinculados con el campo y el mar.

Fernando Vilariño ya en el pasado consiguió contactar con los descendientes de la familia cuyo velero, el Debonair, naufragó en A Ladeira en 1960 e incluso propició que hubiera un reencuentro. Tiene la esperanza de que con la historia de Michael Kuh ocurra lo mismo: «Micaela comentoume que estivo en Corrubedo hai uns 15 anos, para vender a vivenda familiar, e díxome que tiña moitas gañas de volver. Quizais o fraga en breve».

Algunos datos

Las fotos. Las cuatro instantáneas de Michael Kuh cedidas por su hija Micaela han pasado a engrosar los fondos del Museo Municipal de Ribeira.

La exposición. Tanto las fotos como la carta enviada por la hija del reportero formarán parte de la exposición que el sábado y domingo se podrá ver en la planta baja de la Casa do Mar de Corrubedo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Un insigne reportero en Corrubedo