El ritmo trepidante de la París de Noia puso al público en acción

La popular orquesta y el grupo Momboy atrajeron a numerosas personas a la Alameda y a la plaza de O Curro

A. G.
Ribeira / la voz

Tal y como prevenía el panorama festivo de San Bartolomeu, los noieses se congregaron durante la noche del pasado domingo en la Alameda para bailar al marchoso ritmo de su orquesta local, la París de Noia.

La jornada anterior ya había sido muy intensa, pues los conciertos del sábado atrajeron a miles de personas y, como no podía ser de otra forma, el cansancio no pudo con los fiesteros, que volvieron a llenar la zona de los jardines de la villa.

Con una puesta en escena de lo más innovadora, propia de la Paris de Noia, es como la orquesta se presentó de nuevo ante su público. Un alarde de luces, fuego y confeti atraía las miradas de todos. Como novedad, este año el escenario contaba con dos plataformas que se adicionaban al camión y que permitían una actuación más cercana de los músicos con su público. Las acrobacias fueron una de sus grandes exhibiciones. Cuando uno de los bailarines levantó su cuerpo sobre las anillas, cientos de teléfonos móviles se izaron con él.

El panorama musical actual se fusionó con estas actuaciones. Además de bailar al son de las cumbias y bachatas, la París de Noia incluyó en su repertorio las canciones más escuchadas de este 2019. La agrupación dio un pasó más caracterizándose de artistas tan conocidos como Bad Bunny, Cardi B, Don Patricio o J Balvin.

El ambiente no decayó en su segundo pase, pues en él, la música y el baile se convirtieron en los grandes protagonistas. Las canciones de los ya conocidos reguetoneros Daddy Yankee o Don Omar también sonaron durante la actuación. Finalmente, y como ya es costumbre en esta orquesta, dedicaron los últimos momentos de su intervención a grupos del rock español, como Extremoduro o Los Suaves.

Los más jóvenes fueron los grandes protagonistas de la noche, porque aunque en el lugar sí había personas de todas las edades, ellos fueron los únicos capaces de aguantar el ritmo.

El buen tiempo acompañó a los presentes durante toda esta noche de verano, un hecho que adquirió protagonismo cuando un cantante de la agrupación afirmó: «Estoy muy contento de que hoy haga calor. Las últimas tres veces que actuamos en casa llovió, así que para nosotros es un placer que haya ocurrido esto».

Otra actuación

Al mismo tiempo que la París hacía bailar a los presentes al ritmo del reguetón, en la plaza de O Curro tenía lugar otra actuación. Los allí presentes pudieron disfrutar con Momboy, que salió a escena a las 23.00 horas.

Con un ambiente más relajado que los dinámicos ritmos de la París, esta agrupación, también noiesa, conquistó el lugar. Muy contentos con su música, algunos de los asistentes lo describieron como un concierto: «Con un ambiente muy agradable».

La programación nocturna del domingo no dejó a nadie con mal sabor de boca. Incluso aquellos cansados de tanto bailar llenaron las terrazas de la localidad hasta la madrugada. Una vez acabada la música, hacia las 2.30 horas, los más jóvenes, todavía con ganas de fiesta, trasladaron su juerga a la zona vieja de Noia.

Los festejos concluyeron ayer. Los más pequeños tuvieron ocasión de divertirse durante la jornada con los hinchables.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El ritmo trepidante de la París de Noia puso al público en acción