Cabo da Cruz cosecha un octavo puesto en su territorio

Cientos de personas se dieron cita en la dársena barbanzana para seguir la Bandera Concello de Boiro


En su propia tierra, ante un público que se desgañitó a gritos, Cabo da Cruz volvió a partirse el pecho y a pelear hasta el último suspiro. Repitió el conjunto barbanzano el octavo puesto cosechado el sábado en Bueu, aunque lo hizo con un sabor de boca bien distinto. Los de Beni Silva mejoraron considerablemente sus tiempos, dejando a Ondárroa a cinco segundos y quedando a uno de Kaiku, resultado que hace presagiar que la clasificatoria de la Concha todavía sigue muy abierta para los gallegos.

«Estamos contentos. Aínda que a posición é a mesma do sábado, vémonos máis preto da cabeza», afirmó el técnico local, Beni Silva, que lanzó un guiño a una grada que se volcó con la bancada: «A xente estivo de dez. Este é un pobo ao que lle gusta o remo e cada vez está máis implicado. É un orgullo para nós». Sobre las condiciones del viento, el entrenador confesó que hubo rachas de entre 15 y 20 kilómetros por hora, con picos de 30: «Apenas tivemos onda, pero o vento viña entablado de norte. Unha rachiña ao final fíxonos perder un par de segundos con respecto a Kaiku. Se non pasara sería un sétimo posto, pero non podemos queixarnos. Os rapaces dérono todo. Hai que recoñecer o seu traballo. Estou encantado co regatón que fixeron».

Ambientazo

Lo que quedó claro es que la Bandera Concello de Boiro ya se ha convertido en una fiesta ineludible del verano. Cientos de personas, llegadas de todo el norte español se dieron cita en una dársena multicolor, donde el buen ambiente y el espíritu remero se impusieron una vez más.

Fue en aguas barbanzanas que Astillero consumó el descenso de categoría, a pesar del décimo puesto logrado en la ría. Orio, que sufrió un revés el sábado en Bueu, demostró que este año va a por el doblete y volvió a ondear una bandera que lo acerca al título de la Eusko Label Liga.

La Concha

No será hasta el miércoles que la trainera de Cabo de Cruz partirá de Boiro con destino a San Sebastián. «Queremos adestrar ese mesmo día, ver como está o equipo e adaptarnos ao mar. É unha regata especial», afirmó el técnico crucense, Beni Silva.

La Bandera de La Concha, la gran cita del remo nacional, atraerá a más de una treintena de traineras, divididas en las categorías masculina y femenina. «A pelexa será xoves á tarde. Sabemos que é complicado. Somos moitos equipos para entrar e hai poucas prazas, pero intentarémolo. Cos tempos de agora temos opcións, pero todo depende do día», afirmó Silva, quien comienza a ajustar la bancada para el gran reto que le queda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cabo da Cruz cosecha un octavo puesto en su territorio