La DGT vigila de cerca casi cien kilómetros de la red viaria barbanzana

En cinco carreteras de la comarca se han intensificado los controles de velocidad


Ribeira

Con la llegada de agosto y la consiguiente operación salida, la Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha un dispositivo que incluye la actualización de un informe en el que se recogen los puntos de la red viaria especialmente peligrosos y en los que se intensifican los controles de velocidad. En la comarca, son cinco las carreteras que aparecen en ese último listado, y son cerca de cien los kilómetros de la red viaria barbanzana que la DGT vigila bien de cerca.

Hace tiempo que Tráfico tiene puesto el punto de mira en las carreteras convencionales porque, según las estadísticas, es donde se registran la mayor parte de las víctimas mortales. Y este año además ha fijado su atención en los desplazamientos cortos a zonas de playa. Quizá a ello responda la inclusión en la relación de viales en los que se realiza una mayor vigilancia de algunas carreteras de Barbanza que no figuraban en anteriores informes de la DGT. Es el caso, por ejemplo, de la AC-305, que vertebra Arousa norte y es una de las principales vías de tránsito para los desplazamientos internos dentro de esta parte de la comarca, que en estas fechas recibe a cientos de visitantes.

Otra de las arterias viarias del área barbanzana es la carretera comarcal AC-550. Prácticamente todo el tramo del trazado que discurre entre Muros y Ribeira figura entre las zonas en las que se ha intensificado la vigilancia con la realización de controles de velocidad mediante radares móviles, que se suman a la red de cinemómetros fijos que funciona en todo momento.

Con Santiago

Tradicionalmente, la comarca se ha erigido como mar de Compostela, lo que cual lleva aparejados miles de desplazamientos hacia la comarca durante los meses de verano. Esto explica que las principales vías de comunicación con la capital de Galicia figuren también en el listado de la DGT.

Casi 15 kilómetros del corredor Brión-Noia, que enlaza con la autovía a Santiago, se incluyen entre los tramos peligrosos, de los cuales unos seis kilómetros discurren por territorio barbanzano.

Otra de las principales vías de comunicación entre la comarca noiesa y la ciudad compostelana, la carretera comarcal AC-543, aparece también entre los trazados señalados por la DGT como objetivos de especial vigilancia. En su caso, son alrededor de 10,5 los kilómetros bajo control que discurren por los municipios barbanzanos.

La quinta carretera incluida en el informe es la AC-441, que parte de AC-400 en A Pereira y culmina en Berdoias, en Vimianzo. Unos cuatro kilómetros de este trazado se extienden por el término de Mazaricos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La DGT vigila de cerca casi cien kilómetros de la red viaria barbanzana