Hemeroteca: Los radares llegaron a la autovía

Tráfico colocó cuatro dispositivos para controlar la velocidad de los vehículos


ribeira

Los numerosos vecinos de la comarca que frecuentan la autovía de Barbanza se despertaban hace una década con un temido anuncio: Tráfico había iniciado los trabajos para la colocación de cuatro radares fijos en la esa gran arteria, con el fin de controlar la velocidad. Varios carteles alertaban de la existencia de dichos aparatos, con los que se pretendía conseguir que los vehículos no sobrepasaran los límites establecidos.

La autovía había sido inaugurada en el mes de diciembre y ya entonces se advertía de que sería dotada de radares, aunque no estaban decididos los lugares para su instalación. Finalmente fueron colocados en Rois y Bexo para aquellos coches que circulan en dirección Ribeira. Y los que van hacia Padrón los tienen en Boiro y en el límite de este municipio con el rianxeiro.

Tráfico eligió aquellos puntos en los que había detectado que los coches alcanzaban una mayor velocidad para colocar los radares y tratar de evitar accidentes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: Los radares llegaron a la autovía