El Ejército vigilaba por vez primera la sierra barbanzana

Los soldados instalaron su campamento base en Baroña


Un destacamento perteneciente al Tercio Norte de Infantería de Marina montaba, hace 14 años, su campamento base en Baroña. Era la primera vez que el Ejército tomaba los montes de la comarca con el fin de luchar contra los incendios forestales. Tres patrullas integraban este dispositivo especial, fruto de la firma de un convenio entre la Xunta y el Ministerio de Defensa, y recorrían cada día 600 kilómetros. El método de trabajo pasaba por la instalación de observatorios en los lugares más elevados de la zona, como Iroite, A Curota, San Roque y Enxa, para detectar desde ellos posibles fuegos y alertar a los equipos de extinción.

La Infantería de Marina se trasladó aquel año a Barbanza con vehículos especiales, visores nocturnos, telémetros láser para medir distancias y otros dispositivos tecnológicos. Los militares volvieron a desplegarse en los veranos siguientes por los montes de la comarca con el fin de aportar un importante grano de arena a la lucha contra el fuego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Ejército vigilaba por vez primera la sierra barbanzana