Las granjas destinaron 130 millones en la última década a modernizarse

El interés del sector agroganadero barbanzano por actualizarse es generalizado


Mazaricos / La Voz

El sector agroganadero barbanzano ha experimentado una profunda transformación durante los últimos años. La evolución de los sistemas productivos, las continuas exigencias de los mercados y la necesidad de adaptarse a las diferentes normativas sanitarias o medioambientales obligaron a las granjas a realizar costosas inversiones. Se calcula que, en la última década, el desembolso de dinero de los profesionales superó los 130 millones de euros.

La mayor parte -diferentes estudios lo cifran en el 60 %- se la llevó la construcción y ampliación de las instalaciones, incluidas las de ordeño, mientras que el resto se reparte entre la compra de maquinaria, ganado y fincas.

Si bien resulta imposible precisar con exactitud el volumen al que ascendió el gasto medio de cada granja debido, principalmente, a la heterogeneidad del sector productor en la comarca, el estudio de los balances anuales de varios cientos de explotaciones sí arroja datos significativos para obtener cifras bastante aproximadas. Así, las estimaciones apuntan a que las explotaciones de tamaño intermedio -entre 250 y 600 toneladas de producción láctea anual- destinaron entre 120.000 y 190.000 euros desde el 2009. Algo menos de la mitad de lo que desembolsaron las más dimensionadas y, por tanto, las que cuentan con entregas a la industria que rondan el millón de litros.

Incluso las de menor tamaño, de las que podría esperarse una menor vocación de continuidad, invirtieron entre 45.000 y 70.000, según los datos que figuran en sus documentos contables.

Las apreciaciones

«No noso caso, o investimento nos últimos dez anos supera o millón de euros. A maioría das granxas medianas ou grandes gastaron, facilmente, más de 200.000 en modernizarse», apuntan desde una sociedad agraria de transformación mazaricana integrada por tres socios.

Esta afirmación la comparten desde Gandeiros de Mazaricos, la principal asociación de productores de ámbito municipal creada en Galicia, que cifra la inversión media para el conjunto de las granjas gallegas en, al menos, unos 120.000 euros.

Las cifras

Precio de un tractor: 70.000 €

El importe corresponde al precio de un tractor de tamaño medio. El coste de compra de los mayores puede superar fácilmente la cantidad de 200.000 euros.

Construir un establo: 400.000 €

La construcción de un establo con capacidad para albergar a un centenar de vacas y equipado con su correspondiente fosa de purín puede implicar un desembolso económico de unos 400.000 euros.

Unidad de ordeño: 6.000 €

Un elemento imprescindible son las unidades de ordeño. Las más habituales tienen entre 10 y 12 puntos de extracción de leche y el coste de cada uno de ellos asciende a la suma de 6.000 euros.

Las explotaciones han aumentado su nivel de endeudamiento

La falta de rentabilidad que ha venido sufriendo el sector durante los últimos años, con precios de la leche en origen que apenas alcanzan para cubrir los costes de producción, ha obligado a las granjas a aumentar su nivel de endeudamiento.

A día de hoy, según fuentes del propio colectivo, la práctica totalidad de las explotaciones lácteas tienen créditos pendientes de amortizar por un montante medio que ronda los 70.000 euros, cantidad que sitúa el pasivo total de las explotaciones barbanzanas en el umbral de los 30 millones de euros.

Pese a ello, el ganadero continúa siendo uno de los sectores económicos con menor tasa de morosidad bancaria, como reconocen desde varias oficinas financieras de la comarca.

«A maioría de granxas son pequenas e medianas empresas que moven un volume importante de diñeiro e que, pese a mal momento que atravesan, seguen cumprindo con todas as súas obrigas. Non só son clientes preferentes, senon que incluso dende a maioría de entidades houbo unha aposta por ofrecerlles produtos e servizos específicos para as súas necesidades», apunta el director de una de las entidades con mayor presencia en la zona.

Los deberes hechos (Sálvora-Opinión)

Los ganaderos barbanzanos llevan años haciendo sus deberes. Se les pidió que se adaptaran a las cuotas lácteas y lo hicieron, que afrontaran su desaparición y cumplieron. Incluso que fuesen competitivos en un escenario profundamente incierto y lo han conseguido con creces. Detrás del espectacular despegue experimentado por el sector lácteo está la apuesta de miles de profesionales que, además de su trabajo y sacrificio, llevan años arriesgaron su patrimonio personal y el de sus familias para sacar adelante esta actividad productiva. Son cosas que deberían recordarse cuando se acude a los supermercados a comprar un litro de leche.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las granjas destinaron 130 millones en la última década a modernizarse