Destruían una plantación de árboles nobles en A Curota

Algunos de los ejemplares afectados tenían más de tres metros de alto


Fue calificado por los grupos ecologistas del Barbanza como «un acto impropio de un país civilizado», pero el incidente no era para menos: unos desconocidos habían acabado con una gran plantación de árboles autóctonos en el monte de A Curota. El atentado medioambiental se produjo en una parcela de más de 15.000 metros cuadrados de terreno y algunos de los ejemplares que habían sido víctimas de este desastre superaban los más de tres metros de altura.

Además de buscar a los culpables, distintas entidades de la comarca impulsaron una iniciativa para realizar una nueva plantación con más de mil especies arbóreas, entre las que se incluyeron castaños, nogales y cerezos.

Por otra parte, Xunta, concellos, cámaras agrarias y asociaciones ecologistas se unían para poner en marcha una fundación que nunca vería la luz, y cuyo objetivo sería transformar la sierra barbanzana en un gran parque nacional para disfrutar de árboles y ganado autóctonos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Destruían una plantación de árboles nobles en A Curota