El último regidor socialista de Boiro es clave para que el PSOE consiga la alcaldía

Muros y A Pobra son los otros dos municipios en los que el bastón de mando sigue en el aire hasta última hora


ribeira / la voz

Corría 1991 y se celebraban las cuartas elecciones municipales de la democracia. Boiro venía de un convulso mandato en el que una moción de censura apeara de la alcaldía a Manuel Velo, que, al frente del PSOE, había logrado una amplia mayoría absoluta (11 de 17 concejales) cuatro años antes. El electorado volvía a votar mayoritariamente al mismo Velo que encabezaba la papeleta socialista, pero se quedaba a un acta de la ansiada mayoría absoluta, que apuntaló con el apoyo de un edil del BNG.

Fue el último mandato socialista en Boiro, y tanto el partido como el que entonces lo encabezaba vuelven a encontrarse, 28 años después, con misma alcaldía por el medio, aunque, esta vez, el candidato a regidor es otro, José Ramón Romero, Martiño, que, salvo sorpresa, se convertirá en el séptimo alcalde del municipio en el período constitucional. Y si es cierto que el término siempre ha estado abonado a las sorpresas, parece improbable que este mediodía se produzca una, máxime teniendo en cuenta que la mayoría absoluta de la lista más votada, la del PP, se encuentra a dos actas y todos sus rivales se han expresado a favor de un cambio de gobierno.

Después de Ribeira, donde todo parece encaminado a la tercera alcaldía de Manuel Ruiz, que también está a dos ediles de la mayoría absoluta, Boiro es un Concello muy apetecible a nivel político, y la pica en Flandes de un PSOE que sueña con volver a aquellos tiempos de dominio socialista en el territorio barbanzano. Si nada se le tuerce a los del puño y la rosa, esta noche se acostarán con al menos dos bastones de mando en la zona, porque el de Carnota se puede considerar seguro, por ser la lista más votada el 26-M, encabezada por Juan Manuel Saborido.

Diferencias insalvables

Bien es verdad que los socialistas vieron la posibilidad de hacerse con el mando del Concello de Muros, donde las fuerzas de izquierdas son mayoritarias y el PSOE, el más votado de estas, pero las diferencias insalvables entre la cabeza de lista del puño y la rosa, Caridad González, y la de Compromiso por Galicia, María Xosé Alfonso, han imposibilitado un acuerdo previo y un desenlace que no se hará firme hasta el pleno constituyente de hoy, pero cabe recordar que en el 2015 se produjo una situación similar y la que hoy niega el respaldo a la socialista sacó provecho de la maniobra de aquella para gobernar en minoría los últimos cuatro años.

Y el tercer municipio sobre el que, al cierre de esta edición, sobrevolaban algunas incógnitas es A Pobra, donde, como puede leerse en esta misma página, Nós y el PSOE alcanzaron un acuerdo de gobierno, pero la terca aritmética señala que no suman la mayoría absoluta, y si bien el BNG (dos concejales) ya ha dicho por activa y por pasiva que no apoyará al PP (cinco concejales), en los últimos días los mentideros hablan de un harakiri popular que daría la alcaldía a los frentistas.

En lo que atañe a los demás concellos, los pactos de gobierno auguran tranquilidad en Noia y Rianxo, pero no tanta como en las mayorías absolutas de Mazaricos, Porto do Son y Lousame, mientras que en Outes gobernará la lista más votada.

PP y NOIA llegan a la investidura con el pacto cerrado para reeditar el bipartito

Ayer mismo tuvo lugar la última reunión entre el Partido Popular y el NOIA para cerrar el acuerdo que permitirá reeditar el bipartido que durante los últimos tres años ha gobernado el ayuntamiento noiés. El reparto de responsabilidades se concretará en los próximos días, pero salvo hecatombe Freire tiene asegurada la alcaldía con mayoría absoluta.

El propio candidato popular explicó que en los últimos días las conversaciones con el NOIA han estado centradas en definir cuestiones tanto a nivel organizativo como programático para los próximos cuatro años. En este sentido, se han fijado una serie de actuaciones y proyectos que ambas formaciones consideran prioritario que se acometan en este mandato. Los aspectos más concretos sobre el reparto de competencias se definirán en los próximos días.

Seguir leyendo

Si Xosé Lois Piñeiro es reelegido, los socialistas entrarán en el gobierno

Las conversaciones entre las distintas fuerzas políticas iniciadas tras el 26M han derivado en A Pobra con un acuerdo de investidura que, de llegar a buen puerto, llevará al PSOE a integrarse en un ejecutivo local presidido por Xosé Lois Piñeiro. Para empezar, la edila socialista, Patricia Lojo, anunció que apoyará al candidato de Nós Pobra en la investidura.

El voto socialista no será suficiente para garantizar el nombramiento de Piñeiro como alcalde porque no suman la mayoría absoluta, pero si el PP y el BNG no lo evitan el actual regidor en funciones repetirá en el cargo. De ser así, en los próximos días se formalizará el pacto de gobierno con el PSOE para los próximos cuatro años en base a un programa conjunto. Lojo explicó que las conversaciones para dar forma a ese acuerdo van bien encaminadas.

Seguir leyendo

Coherencia

Transcurridas casi tres semanas desde la celebración de las elecciones, los 11 municipios de la zona conocerán hoy a sus respectivos alcaldes. Atrás quedan 19 días de dimes y diretes, tiras y aflojas, en los que algunos y algunas mostraron las cartas del odio como principio y fin de sus objetivos, dejando a un lado el interés común: la venganza a cualquier precio, incluso a costa de la dignidad. Pero se dio el caso de que en la mayor parte de los lugares en los que los personalismos se antepusieron emergió la coherencia del BNG, desoyendo los cantos de sirena que, como a Ulises, solamente conseguirían arrastrar la nave nacionalista al abismo de la indiferencia. Chegarán os tempos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El último regidor socialista de Boiro es clave para que el PSOE consiga la alcaldía