El asesinato de Yulissa Altagracia se resolvió en solo ocho horas

Ventura Lustres y Melisa Abelleira fueron juzgados y condenados por la muerte de la dominicana


ribeira

Ocho horas tardaron las fuerzas del orden en resolver el asesinato de Yulissa Altagracia, la mujer que tal día como hoy del 2015 aparecía muerta en una fina de A Pobra. El cuerpo acuchillado de la víctima, de origen dominicano y de 39 años de edad, se encontró a las nueve de la noche y a las cinco de la madrugada ya se efectuaban las detenciones de los presuntos autores: Ventura Lustres Miranda y su pareja, Melisa Abelleira. Desde un primer momento, las investigaciones apuntaban hacia una deuda de drogas como móvil del crimen.

Las declaraciones de varios testigos que habían presenciado una discusión entre la víctima y los arrestados resultaron claves para la pronta resolución de este caso, que no quedó zanjado hasta el pasado mes de febrero. Fue entonces cuando el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia confirmó las penas de cárcel, de 18 años para ella y 19 para él. Tanto en esa sesión como el proceso anterior, ambos insistieron en su inocencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El asesinato de Yulissa Altagracia se resolvió en solo ocho horas