El último tren a la salvación pasa por Barraña

A falta de cinco jornadas, reciben en Barraña, a las 17.30 horas, a la UD Ourense


Ribeira / la voz

Al Boiro se le agotan las oportunidades de reengancharse a la permanencia. A falta de cinco jornadas, con 15 puntos por disputarse y a una distancia de 8 de un Laracha que marca a día de hoy la salvación, los de Luis Santiago reciben en Barraña, a las 17.30 horas, a la UD Ourense. El último tren a la salvación pasa esta tarde por el feudo blanco.

Difícil duelo el que deberán completar los barbanzanos, que se enfrentan a un bloque que, a pesar de la mala racha de los últimos dos meses, sigue a tiro de piedra de la fase de ascenso. Con las bajas seguras de Anxo, Paco, Manú, Ángel y las dudas de Changui y Juan, los blancos buscarán incidir en la versión mostrada en A Malata de buen trato de balón como camino a la portería rival.

«Veo al equipo con muchas ganas. A pesar de la derrota contra el Racing salió reforzado. Las sensaciones y el planteamiento del primer tiempo encajaron muy bien», destacó Santiago, que defiende que, a pesar de que la salvación es prácticamente imposible, «mientras queda vida hay esperanza». Sobre el rival de esta tarde, considera que llega en un momento complicado, aunque se trata de un equipo correoso: «Se juegan sus últimas bazas. Conocemos lo que hacen, salen desde atrás con Pato Guillén, juegan en largo y nos lo pondrán difícil».

Fútbol de salón

Lo que está claro es que el bloque buscará incidir en la salida de balón desde atrás y en organizarse a través del cuero para crear peligro en la retaguardia rival: «Hay que seguir intentándolo. La gente comienza a creérselo. Ya jugamos de tú a tú contra el equipo que puede ganar la liga y los chavales comienzan a sentirse importantes. Esperemos que la afición se sienta orgullosos de ellos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El último tren a la salvación pasa por Barraña