Noia desafió a la lluvia para hacerse con las riendas de San Marcos

A pesar del mal tiempo, el público acompañó a una Feira Cabalar que recuperó las vistosas pruebas de andadura


ribeira / la voz ribeira / la voz

«Tradición. Para Noia San Marcos significa iso. Significa que días como este, de vento e chuvia, estaremos igual aquí», con estas bellas palabras definió ayer la vecina Tania Iglesias, rodeada de su familia, lo importante que era estar presente en una cita fundamental para la sociedad noiesa, la Feira Cabalar de San Marcos. Y a juzgar por el brillo en los ojos de las dos niñas que la acompañaban, el mal tiempo y la mojadura merecieron la pena.

La competición, cuya organización volvió a recaer un año más en la Asociación de Pura Raza Cabalo Galego y en su presidente, Xacobe Pérez, permitió disfrutar de un desfile de las grandes razas equinas que compitieron en la Copa Galicia, y que optaron a alguno de los 46 trofeos y 4.000 euros en premios que puso en juego. Como cada año, el trabajo de la entidad fue tangible, al ver un número importante de esta variedad autóctona presente en el barrio de San Lázaro.

«San Marcos ten moitísimo potencial para os árabes, pero creo que no futuro debería abrirse a outras razas como as españolas», indicó David Aldré García, de Teo, acompañado de una imponente yegua de pelaje dorado, un cruce hispano-luso-árabe que compitió en la modalidad de bestas cruzadas.

Las carreras

Otra de las novedades que subieron el nivel de la Feira Cabalar de San Marcos en esta edición del 2019 fue la recuperación de las pruebas de andadura, tanto serrada como chapeada, que siempre han acostumbrado a contar con un nutrido público. Ayer, guarecido bajo la cornisa de edificios, volvieron a demostrar que estas carreras forman parte de la esencia de esta cita.

«En andadura hai moito nivel, o percorrido é un chisco curto e un cabalo que teña moita velocidade pódese pasar de distancia», indicó Antonio Arada Regueira el cuatro veces campeón del derbi asnal de Padrón, la popular carrera de burros. El abegondés brilló en la modalidad serrada.

Los asistentes también pudieron hacerse con algún artículo de la tradicional feria agrícola, así como disfrutar del gran broche, en forma del espectáculo hípico de la compañía leonesa La Magia del Caballo, que robó unos cuantos gestos de admiración.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Noia desafió a la lluvia para hacerse con las riendas de San Marcos