La casilla de fines sociales de la renta permite recaudar unos 650.000 euros

Los fondos recibidos por esta vía se destinan a entidades como Ambar o Misela


Ribeira / la voz

Cuando alguien se embarca en la tarea de revisar el borrador de la declaración de la renta, su principal preocupación es si al final le saldrá a pagar o a devolver. Sin embargo, hay personas para las que ese documento tiene una importancia capital porque influye directamente en su calidad de vida gracias a los contribuyentes que marcan la casilla de fines sociales y con ello deciden que una parte de sus impuestos vaya a parar a entidades que trabajan con personas con discapacidad y en riesgo de exclusión social. Mediante esta vía, en Barbanza se recaudan al año unos 650.000 euros, de los que se benefician entidades como Ambar o Misela de Noia.

De hecho, usuarios de ambos colectivos participan en una campaña para concienciar a la ciudadanía y pedir a los contribuyentes que marquen la casilla 106 de su declaración, la de Actividades de Interés Social. La iniciativa está promovida por EAPN-Galicia, un conglomerado de oenegés que lucha contra la pobreza y la exclusión de los colectivos en riesgo, y según los datos que maneja, alrededor del 53 % de las personas físicas deciden que una parte de sus impuestos vaya a parar a esas entidades en la provincia de A Coruña.

Trasladado a la comarca, esta cifra supone que en el área barbanzana son en torno a 27.800 las declaraciones del IRPF que llegan a Hacienda con la casilla de fines sociales marcada. La aportación media por contribuyente, según estos mismos datos, es de unos 23 euros, lo que supone una partida de algo más de 650.000 euros anuales gracias a la solidaridad de los barbanzanos.

Proyectos concretos

Desde Cogami, una de las entidades que recibe parte de los fondos recaudados por esta vía, destacan que marcar el recuadro 106 del borrador de la renta «beneficia directamente a milleiros de persoas» y permite poner en marcha proyectos concretos. Sin ir más lejos, en la comarca hay varios ejemplos importantes.

Uno de ellos es el de Misela, de Noia, que pudo llevar a cabo su programa de atención temprana y discapacidad infantil en menores de entre 0 y 16 años de edad, según explicaron en Cogami. Por su parte, los impuestos de los contribuyentes permitieron a la asociación Ambar concluir las obras del centro comarcal de recursos que tiene en Ribeira.

Además de estas entidades, que trabajan directamente en el área barbanzana, hay otros colectivos de ámbito autonómico que pudieron desarrollar sus proyectos, como la Asociación Galega de Linfedema, que el año pasado realizó 1.200 tratamientos de masaje y drenaje linfático en su servicio de fisioterapia especializado; la Asociación de Esclerose Múltiple de Santiago, que pudo ofrecer sus programas de atención psicológica; o la Asociación Galega de Fibrose Quística, que prestó sesiones de fisioterapia respiratoria a 67 personas que conviven con esta enfermedad.

La última campaña

Todas estas actuaciones fueron posibles gracias a los más de 16,5 millones de euros que se recaudaron en Galicia en la última campaña de la renta.

Según los datos de la Agencia Tributaria, 701.637 contribuyentes marcaron la casilla de Actividades de Interés Social el año pasado, lo que supone un 54, 57 % del total de declaraciones presentadas.

Un gesto que no modifica el resultado final de la declaración

Por parte de los colectivos que promueven la campaña X Solidaria, se está realizando también una labor informativa sobre cómo se gestionan los fondos que se recaudan por esta vía, y una de las cuestiones en las que inciden es en que marcar la casilla 106 no modifica el resultado final de la declaración de la renta: «Non estaremos pagando máis impostos nin recibiremos menos cartos no caso de nos corresponda unha devolución».

En relación con esto, explican que los fondos recaudados a través de la casilla de fines sociales corresponden a impuestos ya retenidos a cada contribuyente y marcar la equis no supone un pago a mayores, sino la decisión expresa de que una parte de ese dinero se dedique a financiar programas y proyectos desarrollados por entidades sociales. En concreto, la cantidad que se reserva para esa finalidad es el 0,7 %.

En cuanto a la gestión que se hace de estos recursos, desde el año pasado es la Xunta de Galicia la Administración que se encarga de su distribución entre los colectivos que prestan este tipo de servicios.

Ayudar (Sálvora)

Es un gesto simple, marcar una equis en un recuadro determinado, y con ello se consigue mejorar la calidad de vida de muchas personas que lo necesitan. Cada vez son más los contribuyentes que dan el paso y deciden qué quieren que se haga con sus impuestos, pero todavía faltan muchos más por hacerlo. No cuesta nada y puede ser una gran ayuda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La casilla de fines sociales de la renta permite recaudar unos 650.000 euros