Quintairos: «Por ganas, seguiría hasta los 50»

El pichichi noiés, que militó durante ocho años en el Real Madrid, pone ahora el ojo en el partido contra el Viveiro


Ribeira / la voz

Adrián Quintairos (Celanova, 1983) es un trotamundos del fútbol. Compartió vestuario con futbolistas de la talla de Andrés Iniesta, Diego López, Javi García, Jurado o De la Red. Como lleva haciendo media vida, se encarga de marcar los goles, ahora de un Noia que sigue peleando para alcanzar el ascenso. Sabe que lo tienen difícil. Confiesa que pelearán hasta el último suspiro.

-¿Cómo valora la temporada?

-Empezamos bien, ganando varios partidos seguidos, pero luego tuvimos un bajón de un mes que nos desenganchó de la cabeza de la liga. Volvimos a funcionar y ahora con el técnico nuevo la cosa pinta bien. Llegamos a la recta final de la temporada con opciones de ascender.

-Usted llegó con Pose, ¿cómo vivió el cambio en el banquillo?

-Su marcha fue algo entre el club y él. Yo no me meto ahí. Aunque viniera con Pose quiero terminar de la mejor manera la temporada, aportando lo máximo. Luego todo se verá. Esto es como una relación de pareja. Primero vamos a ver qué ocurre, si el final es feliz. Después ya nos pararemos a hablar.

-Es uno de los veteranos de la categoría. ¿Nota los años?

-Se van notando. Yo compagino el fútbol con el trabajo, que también es físico. A pesar de todo me encuentro bien, si paro creo que sería peor. El cuerpo se va acostumbrado y lo agradece. Una vez que lo deje lo haré para siempre, luego es complicado volver.

-¿Hasta cuándo se ve jugando?

-No lo sé, me lo han preguntado varias veces. Puede ser este año o dentro de cuatro. Depende de cómo me vea, si aún me siento útil para el equipo. Por ganas, seguiría hasta los 50.

-¿Cómo le fue en el Real Madrid?

-Estuve ocho años, desde cadetes hasta que conseguimos el ascenso a Segunda División. Fue una pasada, una experiencia inolvidable, ¡Qué te voy a decir! El último año me costó más entrar en el equipo y decidí marcharme. Con el tiempo me arrepentí, era más joven. Si tuviera la mentalidad de hoy no me iría de allí ni con agua caliente [ríe].

-¿Quién ha sido el mejor jugador contra el que ha jugado?

-Andrés Iniesta. No llegué a disputar un partido oficial con él, pero sí compartí entrenamientos con la selección española. Sin duda era el mejor.

-¿Fue esa su mejor época en el fútbol?

-Esos ocho años en el Madrid fueron los mejores futbolísticamente. Por todo lo que se ganó, por ir con la selección, por ascender a Segunda División...

-¿Cómo se fijaron en usted?

-Fue después de una temporada en el Pabellón Ourense. Me salió un año espectacular, marqué más de 100 goles. Un ojeador me llevó a probar con el Real Madrid y lo hice bien. Superé tres días de entrenamientos antes de quedarme allí.

-Este domingo se enfrentan al Viveiro, duelo clave para pelear por el ascenso.

-Es una final. Somos conscientes de que tenemos que ir allí a ganar. El partido puede darse como sea, pero nuestra intención es esa. En la ida fueron superiores, pero vamos con ganas de pelear. Si lo hacemos bien podemos ponernos por delante. Estamos en la recta final de la temporada y los fallos penalizan mucho más.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Quintairos: «Por ganas, seguiría hasta los 50»