La normativa incluyó siete modificaciones para reforzar la detección de fallos


Si para muchos vehículos ya era difícil superar a la primera la ITV, desde el año pasado aún lo es más, puesto que el Gobierno aprobó la entrada en vigor de siete modificaciones de la normativa. La más importante es que todas las estaciones han incorporado un ordenador que se enchufa a la centralita de los coches más modernos para leer si tienen averías ocultas o si se han manipulado. También se dispone de un nuevo sistema que detecta el posible trucaje de kilómetros y las emisiones de gases.

Además, se podrá pasar la revisión antes de que venza el plazo, y los vehículos de alquiler tendrán que realizarla cada cuatro años. Ahora también se da la posibilidad de elegir otra estación en caso de no superar el examen a la primera y los coches de importación no tendrán la obligatoriedad de ir a la ITV si ya pasaron las pruebas en el país de origen.

53.165

Inspecciones

De todos los vehículos que acudieron a la estación de la ITV de Ribeira, 39.086 pasaron la revisión a la primera, 13.330 tuvieron que volver porque tenían algún fallo, y 749 fueron inspecciones no periódicas.

76,60 %

Turismos

El grueso de la actividad tiene como objetivo la inspecciones de turismos particulares, seguidas de las de vehículos de mercancías ligeros (15,36 %) y de pesados (2,90 %).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La normativa incluyó siete modificaciones para reforzar la detección de fallos