La hostelería busca mano de obra contra reloj para la Semana Santa

El sector genera más de 9.000 puestos de trabajo directos en toda la provincia


ferrol / la voz

Los hosteleros de la provincia buscan mano de obra contra reloj para la Semana Santa, el avance de la temporada veraniega. Las cifras revelan el peso de un sector muy ligado al turismo en las economías locales. Solo en la ciudad de A Coruña representa el 12 % del producto interior bruto (PIB), según la información que maneja la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería. «Generamos 9.000 puestos de trabajo directos, sin contar proveedores... Somos los que dinamizamos la ciudad», remarca Héctor Cañete, presidente del colectivo coruñés, con 1.200 socios, el 80 % en la ciudad herculina.

En la provincia existen más de 7.900 servicios de comida y bebida y 815 de alojamiento, de acuerdo con los últimos datos disponibles por parte del Instituto Galego de Estatística (IGE). «Y no consigues personal, aunque parezca increíble, con tanto paro, y con dos escuelas de hostelería en la asociación, y un plan especial de formación... No llenas los cursos gratuitos de la Xunta para desempleados», relata Cañete. Defiende las condiciones laborales -«mejores que en otros sectores»-, y echa en falta profesionales -«el nivel ha subido y ya no vale el camarero que le derrama el café al cliente»-.

Más obstáculos

Pero la hostelería tiene que sortear muchos más obstáculos. «Desestacionalizar el turismo es vital, llevamos un año de parálisis, sin congresos ni grandes eventos», alerta el presidente del colectivo provincial.

Héctor Cañete también advierte de las consecuencias de un sector «excesivamente regulado, por todas las administraciones, tanto la local, como la autonómica, estatal y europea». Esta situación origina costes difíciles de asumir, incide, «en un campo con una competencia feroz, sobreoferta y gastos muy elevados, que ponen en riesgo la supervivencia de muchos establecimientos».

El presidente de los hosteleros coruñeses constata que los índices de rotación son cada vez mayores, con locales que van pasando de mano en mano, como una salida temporal para muchos emprendedores. «Parece fácil desde fuera, pero es realmente complejo. En A Coruña hay un bar por cada 102 habitantes, según un estudio que realizó la Caixa. Algún extranjero incluso te llega a preguntar si aquí cada edificio tiene su propio bar».

«Si ofrecen buen salario y buen horario encuentran profesionales»

Para Lara García Vidal (Sada, 33 años) y Julio Rodríguez Moscoso (A Coruña, 24 años) las dificultades del sector para contratar personal cualificado derivan de las malas condiciones laborales. «La gente formada no acepta lo que piden las empresas, que quieren trabajadores con años de experiencia e implicados en su trabajo, pero con condiciones nefastas. Si ofrecen buen salario y buen horario encuentran profesionales», sostiene Julio.

Tanto él como su compañera cursan el ciclo superior de dirección de cocina del IES Fraga do Eume, en Pontedeume, después de haber completado el ciclo medio de esta especialidad, él en el CIFP Paseo das Pontes, en A Coruña, y ella en el instituto eumés. «Empecé de prácticas, sin cobrar, aprendiendo cosas que en la escuela no te enseñan, después estuve en Irlanda con una beca europea, volví, me puse a trabajar y decidí seguir formándome para mejorar en el futuro», cuenta Julio.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La hostelería busca mano de obra contra reloj para la Semana Santa