En Barbanza arde sobre quemado

Durante la última década, las llamas calcinaron más de seis mil hectáreas de monte; en muchos casos, los focos se originaron en zonas que ya habían sido arrasadas


Ribeira / La Voz

Recorriendo la zona afectada por el gran incendio que asoló el municipio de Rianxo esta semana, cualquiera podía comprobar que no era la primera vez que el fuego pasaba por allí. De hecho, eran muchos los vecinos que vieron las llamas muy cerca de sus casas y comparaban la situación con la vivida en el 2006. Y es que en Barbanza arde sobre terreno quemado, en muchos casos, en más de una ocasión.

Es el caso de los residentes en la zona de Mosquete. El fuego hizo acto de presencia en la noche del jueves, como ocurre prácticamente cada año. Esta vez arrasó cerca de 76 hectáreas, pero por esos lares ya se las han visto con incendios mucho más temibles, como el que en el 2010 calcinó unas 450 hectáreas. De unas características similares fue otro foco que se registró en agosto del 2013 en el municipio de Lousame y que se extendió hasta Bealo, en Boiro, en el que fueron pasto de las llamas otras 450 hectáreas.

Estos son dos de los grandes incendios que se han registrado en el área barbanzana en la última década, pero el más importante fue el que afectó al monte Pindo en septiembre del 2013, que dejó tras de sí un paraje devastado al quemarse 2.200 hectáreas de superficie. Es la cifra más elevada de las registradas en los últimos años, aunque hubo otros incendios que le van a la zaga. Más de un millar de hectáreas ardieron en Porto do Son en el 2016 en el que era, hasta esta semana, el último gran fuego forestal registrado en la comarca.

Zonas sensibles

Unos días antes, era Ribeira el municipio que saltaba a los titulares por la misma causa. En ese caso, la superficie arrasada fue mucho menor, 87 hectáreas, pero aquel foco figura entre los más destacados de los últimos años porque afectó a una zona muy sensible. No en vano, la mayor parte del terreno afectado pertenecía al parque natural.

Porto do Son es otro de los puntos calientes en materia incendiaria y en un 2013 que resultó especialmente complicado se quemaron otras 500 hectáreas entre Ribasieira y Baroña. En total, en la última década se han registrado en el área barbanzana una decena de grandes fuegos forestales que se llevaron por delante alrededor de 6.300 hectáreas, una superficie a la que habría que sumar la calcinada en los múltiples focos de escaso tamaño sofocados cada año.

El Concello de Rianxo reclamará si se confirma que una chispa del tendido provocó el incendio

Sobre la posible causa del fuego forestal que arrasó más de mil hectáreas entre Rianxo y Dodro esta semana se ha hablado largo y tendido. Una de las hipótesis que se baraja desde un principio es que una chispa que saltó de una torreta de alta tensión y prendió en la hojarasca que había debajo fue el origen del incendio. Así lo apuntaron fuentes de la comunidad de montes de A Cruz do Avelán, de Dodro, y se está investigando. De momento no hay conclusiones, pero el Concello rianxeiro ya ha adelantado que reclamará judicialmente a la compañía responsable del tendido eléctrico si esto se confirma.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

En Barbanza arde sobre quemado