La sede del Club de Remo de Cabo de Cruz podrá derribarse tras haberse salvado los escollos administrativos

Hoy finaliza el plazo de presentación de solicitudes para ejecutar el proyecto


ribeira / la voz

Fue uno de los proyectos estrella de los presupuestos del Concello de Boiro del 2018 pero, un año después, todavía no se ha podido poner ni la primera piedra de la nueva sede para el Club de Remo de Cabo de Cruz. La engorrosa tramitación administrativa es la culpable de que esta actuación acumule tanto retraso. Sin embargo, parece que la maquinaria por fin puede arrancar, y a principios del mes de abril será demolido el antiguo edificio para comenzar los trabajos cuanto antes.

Así lo recordó el alcalde, Juan José Dieste, que explicó que los primeros pasos para llevar a cabo esta obra se iniciaron en el año 2013, pero por la especial ubicación del inmueble hubo que conseguir las correspondientes autorizaciones de la Demarcación de Costas, Portos de Galicia, Patrimonio y de Urbanismo de la Xunta. «Solamente con este último organismo acabamos de perder siete meses, porque nos querían obligar a desarrollar un plan especial y finalmente se demostró que no era necesario», destacó el mandatario boirense.

Parece que por fin toda la documentación está en regla, y justo hoy finaliza el plazo de presentación de ofertas para poder licitar el proyecto, que tendrá un coste de más de 960.000 euros, y que podría ser adjudicado a finales del mes de abril. Para entonces ya estará derribado el antiguo edificio, ya que es muy importante tener todo el terreno despejado para realizar las mediciones para la construcción del nuevo inmueble.

«Hay que delimitar perfectamente la zona donde se colocarán las zapatas y la cimentación, son unos trabajos milimétricos en los que se utiliza tecnología láser y herramientas topográficas con GPS», destacó Dieste. Insistió en la importancia de realizar adecuadamente esta fase del proyecto, ya que sobre esta base se colocará el estructura prefabricada. El regidor boirense también apuntó que, aunque el plazo de ejecución de la obra se ha fijado en 18 meses, si todo va según lo previsto podría estar finalizado antes..

Vestuarios provisionales

Para que los remeros del club crucense puedan seguir desarrollando sus entrenamientos con la máxima normalidad posible, el Concello ha alquilado unos vestuarios provisionales que ha instalado en una nave de O Corviño, y por los que debe pagar un alquiler mensual que ronda los 1.500 euros.

Estas nuevas dependencias, con baños masculinos y femeninos, disponen de agua caliente, calefacción, y taquillas para todos los deportistas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La sede del Club de Remo de Cabo de Cruz podrá derribarse tras haberse salvado los escollos administrativos